Híbridos y Eléctricos

ALIANZA ENTRE NISSAN, TOYOTA, HONDA Y MITSUBISHI

Japón desarrollará infraestructura de recarga para el coche eléctrico

Nissan, Toyota, Honda y Mitsubishi acuerdan desarrollar conjuntamente en Japón una infraestructura de recarga para, híbridos enchufables, híbridos eléctricos enchufables y vehículos eléctricos.

Para promover con éxito el uso del vehículo eléctrico es necesario un rápido desarrollo de las infraestructuras de recarga. Hoy en día, hay en Japón unos 1.700 cargadores rápidos y más de 3.000 cargadores normales, cifras consideradas insuficientes de manera generalizada.

Por eso, el gobierno japonés ha anunciado que se aportará un total de 100.500 millones de yenes en forma de subsidios para la instalación de estaciones de recarga, como parte de su política económica para el ejercicio fiscal 2013.  

Gracias a este fuerte apoyo del gobierno, Nissan, Toyota, Honda y Mitsubishi han anunciado su decisión de trabajar conjuntamente en la instalación de cargadores para los vehículos propulsados por energía eléctrica (híbridos enchufables (PHV), híbridos eléctricos enchufables (PHEV) y eléctricos puros (EV)) y crear una red de recarga que resulte más práctica para los conductores de Japón.

Asimismo, trabajarán en colaboración con empresas que actualmente ya proveen servicios de recarga y en las que cada uno de los fabricantes de automóviles tiene intereses económicos.

 

Según este acuerdo, las cuatro empresas lanzarán un proyecto conjunto para trabajar en las siguientes acciones:

1. Promover la instalación de cargadores en Japón
Se están llevando a cabo estudios para aumentar el número de los cargadores normales en 8.000 unidades y los rápidos, en 4.000. Los cargadores normales se podrían instalar en espacios comerciales (como grandes centros comerciales, tiendas de bricolaje y restaurantes familiares), que son puntos de recarga en destino o en ruta en los que se realizan paradas más largas (por ejemplo, estaciones y áreas de servicio en autopistas), durante las cuales se pueden cargar los vehículos. Los cargadores rápidos se instalarán en puntos de recarga en ruta, para paradas más cortas (por ejemplo, zonas de estacionamiento en carretera, pequeños supermercados y gasolineras).

2. Promover la instalación de cargadores sufragando temporalmente parte de los costes de instalación y mantenimiento.

3. Crear una infraestructura de recarga que permita a los clientes usar sus vehículos híbridos y eléctricos de manera más fácil y práctica.
La colaboración entre las compañías que actualmente ofrecen servicios de recarga y en las que cada fabricante ya ha invertido (Japan Charge Network, Charging Network Development, y Toyota Media Service) llevaría a la creación de una red de recarga más práctica. Un ejemplo de ello es el hecho de que el propietario pueda recargar su vehículo en cualquier punto de recarga con la misma tarjeta.

4. Trabajar con las agencias gubernamentales y las administraciones locales.
Los vehículos movidos con electricidad son la fuerza motriz de las iniciativas energéticas alternativas. El gobierno pretende extender el uso de la próxima generación de estos vehículos y que las ventas de híbridos enchufables y eléctricos lleguen a un 15-20% respecto de las ventas de coches nuevos totales en 2020. Los cuatro fabricantes de automóviles se han comprometido a desarrollar una infraestructura de recarga más fácil de usar y a contribuir a crear una sociedad en la que se pueda maximizar el uso de vehículos de propulsión eléctrica.

 

Conversaciones: