Híbridos y Eléctricos

¿LOS MOTIVOS?

LG se rinde con los smartphone para centrarse en los coches eléctricos, entre otros negocios

LG anuncia que rechaza definitivamente a seguir invirtiendo en el desarrollo y comercialización de teléfonos móviles inteligentes para centrarse en otros aspectos, como el desarrollo y fabricación de componentes para coches eléctricos.

Acuerdo Magna LG
Entre otros, LG ya goza de un importante acuerdo con Magna.

Sin llegar a sorprender del todo a nadie pero generando un alto revuelo mediático, la conocida empresa coreana LG ha anunciado que después de muchos años intentando perseguir a los líderes del mercado de los smartphone desiste para centrase en otros negocios más fructíferos, entre los que se encuentran los coches eléctricos.

La salida de LG del sector de las telecomunicaciones no era algo que esperábamos conocer a estas alturas, pero el éxito de firmas chinas unido a la poca aceptación de sus productos en el mercado han hecho que maduren una decisión no fácil de tomar. One Plus y Xiaomi suenan  entre las firmas chinas que más daño han hecho a LG, y ésta última anunciaba a principios de la semana pasada su incursión en el mercado de los coches eléctricos.

LG ha hecho oficial que no seguirá invirtiendo en el desarrollo y comercialización de teléfonos inteligentes con un comunicado en el que da a conocer que prefieren centrarse en otros focos de actuación, a su juicio, con más salida para la firma. Alega la firma que se trata de una decisión tomada en base a motivos estratégicos.

Dice parte del comunicado: "La decisión estratégica de LG de salir del increíblemente competitivo sector de la telefonía móvil permitirá a la empresa concentrar recursos en áreas de crecimiento como componentes de vehículos eléctricos, dispositivos conectados, hogares inteligentes, robótica, inteligencia artificial y soluciones bussines to bussines, así como otras plataformas y servicios".

Sigue diciendo: "En el futuro LG continuará aplicando su experiencia en dispositivos móviles y desarrollará tecnologías relacionadas con la movilidad, como 6G, para ayudar a fortalecer aún más la competitividad en otras áreas comerciales. Las tecnologías desarrolladas durante las dos décadas de operaciones comerciales móviles de LG también se conservarán y aplicarán a los productos existentes y futuro".

Si bien dar un paso atrás en el sector de las comunicaciones de cara a accionistas y futuros inversores puede no ser una maniobra especialmente atractiva, lo cierto es que dada la experiencia y conocimientos que ha conseguido a lo largo de los años LG en este campo, podrán aplicarlos de manera más precisa en otros sectores, especialmente en el de la automoción, donde su papel en el porvenir de la industria se antoja clave.

A medio y largo plazo, pues, puede tratarse de una decisión muy efectiva, aunque en última instancia la llamada a revisión para la sustitución de los paquetes de baterías en varias decenas de miles de vehículos eléctricos de Hyundai puede que no juegue a su favor.

Recordemos que LG, de la mano de su filial LG Chem, es uno de los fabricantes de baterías para coches eléctricos más grandes de la industria, ya que fueron casi pioneros en ello cuando empezaron a fabricar celdas de iones de litio hace más de 20 años. En la actualidad sus baterías encuentran cabida en coches eléctricos de firmas como KIA, Hyundai y Renault, entre otros. Su actividad no sólo se reduce a la aplicación de energía y su almacenamiento en el sector del automóvil, ya que además también fabrican otros componentes como pantallas, cámaras, sensores, etc.

Conversaciones: