Híbridos y Eléctricos

NÍQUEL POR BATERÍAS DESECHADAS

LG Energy Solution se asegura una década de suministro de níquel con una empresa que recicla baterías

LG Energy Solution y Li-Cycle han llegado a un acuerdo de colaboración de 10 años por los que se comprometen a entregar baterías desechables para su reciclaje a cambio de níquel optimizado para el uso en nuevas baterías. El acuerdo dará comienzo en el año 2023.

LG Energy Solution llega a un acuerdo de suministro con Li-Cycle
LG Energy Solution llega a un acuerdo de suministro con Li-Cycle

El candente tema de las materias primas de las baterías de los coches eléctricos trae novedades prácticamente a diario. Con la falta de suministros que se espera para los próximos años y una industria de reciclaje de baterías al alza, estos dispositivos destinados al almacenaje de energía eléctrica está situándose en un escalón de desarrollo tan importante como los propios coches a los que alimentan. Es el caso de LG Energy Solution, una de las mayores empresas suministradoras de baterías en el mundo, la cual ahora a firmado un acuerdo de colaboración con Li-Cycle para suministrarse mutuamente el material necesario. 

Li-Cycle es una empresa especializada en el reciclaje de baterías, la cual tiene sede en Toronto y es una de las firmas más prestigiosas de América del Norte, en este segmento. El acuerdo al que han llegado ambas marcas sostiene que LG proveerá de desechos de fabricación de baterías de iones de litio, y otros materiales, a la empresa norteamericana, mientras que esta, a su vez, suministrará níquel a LG, en forma de sulfato de níquel. 

Este acuerdo por el que ambas firmas resultan mutuamente beneficiosas en sus respectivos campos, comenzará a operar a partir del año 2023 y tendrá una duración de, como mínimo, una década, ya que este convenio tiene posibilidad de prórroga. Las primeras estimaciones de suministro hablan de más de 20.000 toneladas de níquel durante toda la mencionada década, material suficiente para producir baterías de iones de litio para más de 300.000 coches eléctricos de alto rendimiento. El acuerdo también se ha saldado con una inversión en acciones por parte de LG sobre Li-Cycle de 50 millones de dólares. 

A través de este importante acuerdo, desde LG Energy Solution consolidan su acceso a materias primas esenciales para la fabricación de las baterías de los vehículos eléctricos, negocio del cual son uno de los mayores proveedores del mundo. Llevar a cabo un convenio de estas características contribuye a que desde la firma coreana se garanticen el acceso a un material que es altamente importante dentro del sector de las baterías, ya que sustituye, en cierta manera, al cobalto, el cual es un material más caro de adquirir. No obstante, la mayor importancia en cerrar este acuerdo es que, según numerosos expertos, para el año 2024 se espera que este sea un material deficitario en cuanto a disponibilidad, por lo que garantizar su suministro para una década ha supuesto una relajación importante para los responsables de LG. 

De manera que, a través de este acuerdo, plantean establecer un “ecosistema de circuito cerrado” entre ambas corporaciones, la cual podría hacer que el coste de fabricación de las baterías disminuyera hasta en un 50%. Esto, además, supondrá un importante descenso de emisiones de gases nocivos asociadas a las cadenas de fabricación y suministro para con el níquel. 

A través de ese mencionado “ecosistema de circuito cerrado”, conforme las ventas y la demanda de vehículos eléctricos aumente con el paso de los años, repercutirá directamente en una mayor obtención de baterías desechadas que irán a parar a la factoría de Li-Cycle y, como consecuencia, a LG le llegará un mayor número de cargamento de níquel. Según afirma Bloombergpara el año 2030 se espera que 1,7 millones de toneladas de baterías desechadas llegarán a los depósitos de chatarra. La mejor solución para paliar esto pasa ineludiblemente por incentivar el reciclaje de estos dispositivos, así como de la mencionada economía circular. 

Conversaciones: