Híbridos y Eléctricos

FUNDADA EN 2016

Lynk & Co espera alcanzar la rentabilidad en uno o dos años

En pocos años Lynk & Co ha conseguido introducirse en el competido mercado automovilístico. Aunque sólo ofrece un modelo, su buen rumbo hace pensar a los directivos que serán rentables en poco tiempo.

lynk-co-01-hibrido_portada
Lynk & Co 01

Nunca es fácil que un fabricante alcance la solvencia económica. Los primeros años de vida de una marca son los más estresantes. Con el paso de los años, si todo va bien, es cuando aparecen los beneficios. Lynk & Co apenas ha recorrido camino en esto de la producción de vehículos, pero su director ejecutivo, Alain Visser, cree que en uno o dos años la incipiente empresa ya será rentable.

Los ánimos y las esperanzas de los directivos de la empresa sueca propiedad de Geely y hermanada con Volvo, son muy altos. “Podríamos ser rentables en un tiempo sorprendentemente corto, uno o dos años”. Así lo anunció Visser durante una conferencia de fabricantes en la ciudad de Nuertingen, cerca de Stuttgart.

De llegar a ser cierto semejante comentario, podríamos estar ante uno de los nacimientos más fuertes en toda la historia de la industria. Lynk & Co se fundó en el año 2016 con un enfoque algo diferente a su empresa matriz, Volvo, que a su vez es propiedad del gigante chino Geely. Todo ello quiere decir que desde un primer momento la solvencia económica de la empresa ha sido grande.

lynk-co

Lynk & Co 03.

En 2020 se introduce en el mercado europeo con el primero de sus modelos, el Lynk & Co 01. Un SUV compacto con tecnología híbrida enchufable que trata de posicionarse como un modelo rival a las todopoderosas marcas generalistas europeas, aunque en este caso con un enfoque algo más elevado de precio, sin llegar al nivel de Volvo. Por el momento es el único modelo que se vende en Europa, donde sus ventas van viento en popa, aunque con cierta discreción de cuota de mercado.

Los fabricantes modernos no solo ganan dinero de la producción y venta de vehículos; las nuevas tecnologías y los nuevos formatos de movilidad han generado una nueva senda de negocio para las empresas. Lynk & Co genera más ingresos gracias a su programa Membership. Un servicio de coche compartido con otros conductores que reduce la necesidad de tener un vehículo en todo momento, pagando y disponiendo de él solo cuando sea necesario.

En un futuro llegarán más modelos que den esa ansiada rentabilidad a los directivos de la marca. Lo próximo que esperan lanzar será un vehículo 100% eléctrico, a diferencia del Lynk & Co 01 que es híbrido enchufable, aunque el propio Visser reconoce que la infraestructura de carga todavía no está lista. Ese será el siguiente paso, y después el siguiente, y así hasta convertir a la firma en una de las más conocidas en Europa. Siempre con el apoyo de Geely.

Conversaciones: