Híbridos y Eléctricos

SMART SIDEWALK PROTECTION

Madrid incorporará un sistema para eliminar los patinetes eléctricos de las aceras

Los conductores de patinetes eléctricos efectúan con regularidad una conducción por vías urbanas donde tienen vetado su uso, como las aceras. La empresa americana Bird pondrá remedio a esto instalando un sistema de aviso que será capaz de incluso detener el patinete. La primera ciudad europea en incorporarlo será Madrid a partir del próximo año 2022.

Bird contará con Madrid para implantar su nuevo sistema de aviso sonoro
Bird contará con Madrid para implantar su nuevo sistema de aviso sonoro

En ocasiones, a los propios conductores de patinetes eléctricos o bicicletas se les olvida (o ignoran) las normas propias de circulación del vehículo que llevan entre manos. Esto con frecuencia redunda en el uso de dispositivos compartidos de alquiler por minutos sobre aceras u otros espacios en el que se encuentra restringido su uso, algo que puede llegar a suponer hasta 200 euros de multa para el infractor. Para evitar esto, la firma Bird ha patentado un nuevo sistema que avisará a sus conductores de que están circulando por una vía no apropiada para el vehículo en cuestión, algo que se implantará en la ciudad de Madrid el próximo año 2022. 

Dicho sistema de aviso se basará en un pitido que emitirá el propio patinete cuando detecte que la circulación se está llevando a cabo por una calzada que no es la apropiada para él. También se notificará al conductor vía una notificación en su teléfono móvil. Si dicho conductor persiste en llevar a cabo la conducción por esta zona, el patinete automaticamente rebajará la velocidad hasta detenerse por completo

Este sistema ha sido desarrollado entre Bird, la firma de alquiler de patinetes, y u-Blox, empresa dedicada a la tecnología de posicionamiento y señal GPS. Como nombre de esta tecnología se ha optado por Smart Sidewalk Protection, dejando bien clara cuál es su finalidad. Este ya se encuentra en fase de pruebas en algunas ciudades estadounidenses, como San Diego o Milwaukee, con unas notas de funcionamiento más que buenas. Madrid, por su parte, será la primera capital europea en acoger este sistema de aviso a partir del año que viene.

Los próximos patinetes eléctricos de Bird detectarán cuando circulemos por la acera

Su funcionamiento se basa en un módulo de sensores con capacidad de medición de alta precisión a través de un chip receptor GNSS de última generación que es capaz de admitir grandes circulaciones de datos espaciales alrededor del mismo. Este chip podrá procesar en tiempo real todos los datos de conducción del propio patinete, como la velocidad, la aceleración o la orientación espacial. Algo que ha dado como resultado un sistema mucho más preciso que los GPS tradicionales y que podrán ser instalados en cualquier vehículo actual. 

De la mano de este sistema de hardware deberá ir un importante despliegue de mapas de aceras de toda la ciudad, el cual ya ha sido cosechado por la propia Bird en los últimos meses mediante datos satelitales en lugares de referencia de la propia ciudad en la que se vaya a imponer este nuevo sistema de aviso. Ambas fuentes de datos funcionarán mano a mano para asegurar la identificación del acerado del lugar en cuestión, contrastando los datos que se aporta de un lugar u otro entre ambas fuentes. Para eliminar la posible latencia entre en momento en el que el conductor circula por la acera y la emisión del aviso sonoro, estos datos cosechados serán cargados directamente sobre el propio patinete, por lo que se elimina la recepción externa de señal, con todo lo que ello implica. 

Bird a día de hoy cuenta con más de 3 millones de kilómetros recorridos por clientes españoles sobre su red de patinetes eléctricos, en ciudades como Madrid, Tarragona, Zaragoza y Málaga. Más adelante esperan realizar un desembarco en siete ciudades más. Por el momento la única que contará con la experiencia piloto de estos avisos será la capital española que ya goza de todo un desembarco de patinetes de alquiler por minutos alrededor de toda la ciudad. 

Conversaciones: