Híbridos y Eléctricos

MANTENER LA LIGEREZA SIGUE SIENDO PRIORIDAD

Mazda baraja la posibilidad de electrificar la próxima generación del MX-5

En Mazda están valorando la posibilidad de electrificar el MX-5, a pesar de que podría ir en contra de la filosofía del modelo, sinónimo de sencillez y ligereza.

Mazda baraja la posibilidad de electrificar la próxima generación del MX-5
Mazda baraja la posibilidad de electrificar la próxima generación del MX-5

Mazda no es de las marcas más inclinadas hacia la electrificación, a pesar de sus pretensiones de ventas para el año que viene y de haber presentado el MX-30 eléctrico. No hay más que ver su gama actual para comprobar que el fabricante de Hiroshima ha preferido optar por motores de combustión altamente eficientes para reducir sus emisiones. Quizá por eso sorprenda más las declaraciones que nos llegan ahora desde Mazda, en las que aseguran estar pensando electrificar su coche más pasional y, probablemente, el que menos lo necesite: el Mazda MX-5.

En Mazda están «explorando varias opciones» para el tren motriz del próximo Miata

Ikuo Maeda, jefe de diseño de Mazda, mantuvo recientemente una conversación con Autocar en la cual sacó a relucir la posibilidad de electrificar su emblemático deportivo. Según Maeda, las preferencias de los clientes están cambiando, incluidos los clientes que compran coches deportivos, algo que les obligará a «pensar en qué dirección va la sociedad». 

Las preferencias de la gente y los requisitos en materia de normativas anticontaminación son los dos culpables de que Mazda necesite «explorar varias opciones» en cuanto al sistema de propulsión de la próxima generación -la quinta- del Miata. Algo que deja la puerta abierta a un posible electrificación del modelo. No obstante, la ligereza seguirá siendo un aspecto clave en el próximo modelo incluso si se opta por electrificarlo.

Mazda-MX-5_RF-motor

La actual generación (ND) del Mazda MX-5 se vende con motores Skyactiv 1.5 y 2.0 de gasolina con 132 y 184 CV.

Para Ichiro Hirose, jefe de I+D de Mazda, el peso liviano y un tamaño compacto son «elementos esenciales» para el MX-5 y, en caso de electrificarlo, se asegurarán de que el peso siga siendo reducido -algo que difícilmente puede ocurrir añadiendo un motor más y una pesada batería-. Teniendo esto en cuenta, en caso de electrificar el modelo, lo más probable es que se acabe optando por una microhibridación de 24 o 48 voltios.

La ligereza es una de las claves del éxito del Mazda MX-5 en sus 30 años de historia

El Mazda MX-5 ostenta el honor de ser el roadster más vendido de la historia, con más de un millón de unidades en sus 30 años de vida. Precisamente una de las claves de su éxito ha sido ofrecer excepcionales sensaciones de conducción sin necesidad de grandes cifras de potencia, gracias a la sencillez bien entendida, la ligereza del conjunto y su buena puesta a punto. Unos rasgos de personalidad que ahora, con los rumores de electrificación sobrevolando sobre el MX-5, están en peligro.

No obstante lo anterior, dado su volumen de ventas relativamente bajo, el MX-5 podría ser uno de los pocos coches que podría sortear la electrificación en su quinta generación. Una generación que, paradójicamente, se acabará llamando NE.

Conversaciones: