Híbridos y Eléctricos

PRIMER MCLAREN PHEV DE PRODUCCIÓN

Mclaren Artura: el último modelo de Mclaren es un híbrido enchufable de altos vuelos

La madrugada pasada Mclaren desveló su último lanzamiento. Se trata del Mclaren Artura, el primer híbrido enchufable destinado a fabricarse en serie de la firma y que sustituirá al exitoso Mclaren 570S.

Small-12915-McLarenArtura
Mclaren Artura

Durante la pasada madrugada Mclaren desvelada el que será uno de los modelos clave en la inminente transición energética que, como fabricante británico, se plantea para la firma de Woking. Se trata del Mclaren Artura, el primer deportivo híbrido enchufable de la firma que está destinado a fabricarse en serie.

Además, también se trata del primer modelo de la firma que recurre a un nombre para su designación en lugar de a una nomenclatura. El Mclaren Artura está destinado a sustituir en la gama de Mclaren a los dos modelos que hasta ahora representaban el acceso a la gama del fabricante de deportivos, los Mclaren 540C y 570S.

Se trata de un deportivo híbrido enchufable que, como el resto de modelos que hemos conocido hasta ahora, se articula en torno a la estructura de un deportivo de motor central y dos asientos, ademas de ser el primer modelo en estrenar un propulsor inédito hasta el momento en la gama de Mclaren, ya que desde el estreno del MP4-12C sólo un V8 ha tenido lugar en las entrañas de cada modelo lanzado por el fabricante británico.

Large-12918-McLarenArtura

Mclaren Artura híbrido enchufable.

Una imagen inconfundiblemente Mclaren

Si juzgamos al Mclaren Artura por sus líneas exteriores, se puede constatar que estamos ante un Mclaren del Siglo XXI de pleno derecho. A pesar de que el diseño de sus coches apenas ha variado con el paso de los años, la marca ha ido cada vez más dotándolos de aires más orgánicos y menos "artificiales", que se han acabado de culminar con la llegada del Artura. Aunque el último lanzamiento de Mclaren, el 720S, y sus líneas no dejó indiferente a nadie, el Artura muestra un diseño evolucionado, que a través de una imagen menos recargada consigue un diseño más limpio y fácil de asimilar.

En su frontal nos encontramos ante un agachado capó bajo que queda flanqueado por dos grandes hendiduras que, a cada lado, imitan el contorno del logo de Mclaren y alojan tanto los grupos ópticos principales, como las entradas de aire que propician las "air curtain" como la luz diurna de led, que ahora es una simple línea bajo el faro.

McLarenArturaStudio-1

Mclaren Artura híbrido enchufable.

En el camino a la zaga nos encontramos con un perfil que luce las suaves líneas que hasta ahora todo Mclaren de calle ha disfrutado. Una enervada carrocería que fluye desde el paso de rueda delantero y que descarga toda su expresión en la entrada de aire antes del paso de ruedas trasero, necesaria para la refrigeración del motor térmico.

Una vez en la trasera nos encontramos con la característica "mascarilla" que la firma estrenó con el Mclaren 675LT. Se trata de una única pieza de plástico negro que se encarga de aportar naturalidad al conjunto. En ella se alojan los grupos ópticos traseros y entre ellos la doble saluda de escape, así como la matrícula bajo este. En la parte más baja esta colocado de manera independiente a esta "mascarilla" el difusor de aire, de generosas proporciones.

Small-12926-McLarenArtura

Interior del Mclaren Artura híbrido enchufable.

En el interior, y a pesar de que exceptuando el volante todo lo que queda a la vista es nuevo, no hay sorpresas. Se trata de un habitáculo de diseño envolvente, y que por primera vez hace uso de un salpicadero de líneas horizontales. La estampa queda presidida por la pantalla central, ligeramente orientada hacia el conductor y colocada en disposición vertical.

Una estrecha consola central separa a ambos pasajeros, en la que se aloja un reposabrazos, además de la botonera que actúa como selector de cambio. También junto a estos se ubica el botón de encendido del motor.

Técnica: un V6 inédito en conjunto con un esquema híbrido enchufable

La imagen del Mclaren Artura, por tanto, no supone un punto y aparte en la historia de la firma británica en cuanto a diseño, pero sin duda sí lo es por su esquema técnico, ya que como mencionado, se trata del primer deportivo híbrido enchufable de la marca. Un coche que marcará el porvenir del fabricante de deportivos, y que asienta las bases de una estructura a la que el fabricante recurrirá para sus siguientes modelos.

artura

Esquema híbrido enchufable del Mclaren Artura.

Aunque si bien es cierto que se trata de un deportivo destinado a marcar el futuro de la marca, lo cierto es que contextualizado en el marco actual del mercado, los números que muestra su esquema híbrido son discretos, al menos en cuanto a especificaciones eléctricas.

La potencia conjunta se sitúa en 680 CV de potencia total. Todo ello se extra el V6 térmico, turboalimentado que rinde 585 CV y 750 Nm de par motor. A ello se suma un motor eléctrico que rinde 95 CV de potencia y 225 Nm, y que se alimenta de una batería de iones de litio cuya capacidad es de 7,4 kWh. Una cifra comedida, a todas luces.

Los números que emana este planteamiento son alentadores en cuanto a prestaciones; el cero a cien kilómetros por hora lo hacen en 3 segundos y los 300 desde parado los alcanza en 21,5 segundos. La velocidad máxima del Artura, anuncia Mclaren, es de 330 kilómetros por hora. Sin embargo la autonomía eléctrica no irá más allá de los 30 kilómetros con una carga completa.

MCLA

Plataforma MCLA sobre la que se basa el Mclaren Artura híbrido enchufable.

El motor eléctrico se encargará únicamente de dar tracción al eje delantero y se ubica entre ambas ruedas de este eje, mientras que el motor V6 está colocado en disposición central y hace lo propio con el eje trasero. El pequeño paquete de baterías encuentra lugar bajo los asientos de los ocupantes, y extendiéndose a lo ancho del coche, tanto como permite la nueva plataforma McLaren Carbon Lightweight Architecture (MCLA).

Una cifra que sí es destacable es la ligereza de todo el conjunto, ya que a pesar de ser un híbrido enchuble y aunar dos tipos de propulsión bajo una sola carrocería, el peso total se sitúa en 1.495 kilos. Parte de la clave de ello está en la fibra de carbono usada en la estrucutura. El motor eléctrico pesa tan sólo 7,5 kilos mientras que el paquete de batería sólo supone 88 kilos del total anunciado, lógico también teniendo en cuenta el tamaño de él.

El nuevo V6 también es responsable de la contenida cifra de peso total. No sólo es más compacto que el anterior V8, sino que además han conseguido que este nuevo motor, de código M630, rinda casi 200 CV por cada litro de cilindrada (2.993 centímetros cúbicos / 585 CV) ó 488 CV por cada tonelada de peso. El propulsor en sí pesa sólo 160 kilos, 50 menos que el anterior propulsor. También es de nueva factura la caja de cambios, de doble embrague y ocho velocidades, así como el sistema de suspensión trasero; es electrohidráulica y tiene un control de la amortiguación proactivo para mejorar tanto el comportamiento dinámico como la calidad de rodadura.

Entre el equipamiento tecnológico que el Artura ofrecerá de serie encontramos sistemas como el control de crucero adaptativo, advertencia de cambio de carril, asistencia automática de luces altas y reconocimiento de señales de tráfico, así como actualizaciones de software por aire (OTA).

Su precio para España no está especificado, pero en Reino Unido el primer híbrido enchufable fabricado en serie por Mclaren tendrá un precio de 185.500 libras esterlinas, que al cambio actual suponen 213.000 euros. Se puede encargar desde hoy mismo a través de cualquier concesión oficial de Mclaren, con las entregas previstas para el tercer trimestre de este año.

Conversaciones: