Híbridos y Eléctricos

CON UNA POTENCIA COMBINADA DE 916 CV

Mclaren P1 híbrido enchufable se mostrará en Ginebra

McLaren mostrará en el Salón del Automóvil de Ginebra el Mclaren P1 híbrido enchufable, con motor de gasolina V8 de doble turbo de 3,8 litros, junto a un ligero motor eléctrico que ofrencen una potencia combinada de 916 CV (903 bhp) y 900 Nm.

McLaren presentará en el próximo Salón del Automóvil de Ginebra la versión lista para producción de su modelo P1 híbrido enchufable, las entregas se espera que comiencen a finales de 2013.

El McLaren P1 combina un motor central de gasolina V8 de doble turbo y 3,8 litros y un motor eléctrico de alta eficiencia que otorgan una potencia combinada de 916 CV (903 bhp) y un par máximo de 900 Nm, garantizando una respuesta de par instantánea a lo largo del rango de revoluciones, más similar a un motor naturalmente aspirado. Las emisiones de menos de 200 g/km en ciclo combinado se reducen a cero estando en modo completamente eléctrico, mientras que las tecnologías DRS e IPAS derivadas de la Fórmula 1 ofrecen un incremento de la velocidad en recta y un impulso instantáneo de potencia.

El motor de gasolina V8 de doble turbo y 3,8 litros del McLaren P1 es una nueva versión de la ya conocida unidad M838T, que se ha actualizado significativamente para optimizar la refrigeración y durabilidad bajo cargas más pesadas. El bloque motor cuenta con una estructura única para introducir el motor eléctrico. El motor de gasolina produce 737 CV (727 bhp) a 7500 rpm, y 720 Nm de par de 4000 rpm.

El ligero motor eléctrico, desarrollado por la rama McLaren Electronics del Grupo, produce 179 CV (176 bhp) y es único en el McLaren P1. El motor produce un par máximo de 260 Nm al instante desde arranque, incrementando así enormemente la respuesta de aceleración del McLaren P1, y un par combinado de 900 Nm desde apenas 4000 rpm. Además, el IPAS (sistema de “impulso” desarrollado por McLaren) ofrece unos 179 CV al instante. La respuesta inmediata del motor eléctrico provee una respuesta de aceleración más firme, normalmente asociada a un motor aspirado, y el sistema mejorado de carga de aire permite al McLaren P1 obtener una potencia extrema, lo que constituye la combinación perfecta para conseguir un alto rendimiento.

El motor eléctrico va directamente sobre el motor de gasolina, y la conducción se canaliza mediante la caja de cambios de doble embrague y siete velocidades que actúa sobre las ruedas traseras. Así, el motor eléctrico y el motor de gasolina V8 de doble turbo y 3,8 litros funcionan en armonía, ofreciendo más que una potencia y un par sin igual.

Otro beneficio del motor eléctrico es que ofrece cambios de marcha más rápidos. Esto se consigue mediante la aplicación de un par negativo instantáneo en el punto de cambio, haciendo que las revoluciones del motor desciendan rápidamente y de la manera más eficiente hasta alcanzar la velocidad de motor necesaria para dicho cambio.

Además de las estrictas medidas de ahorro de peso que han guiado el diseño del McLaren P1, también se han aplicado otras para la optimización de la energía utilizable. Cuando no se acelera, el motor eléctrico ofrece un par de resistencia adicional, recobrando energía para la batería que en caso contrario acabaría perdiéndose en los frenos.

 

Conversaciones: