Híbridos y Eléctricos

PRUEBA DE AUTONOMÍA

El Mercedes-Benz VISION EQXX rompe todos los récords de distancia: más de 1.000 km de autonomía

Algún día, no queda mucho, los coches eléctricos alcanzarán cotas operativas superiores a la de los coches de combustión. Así lo acaba de demostrar el Mercedes-Benz VISION EQXX.

Mercedes EQXX - 2
Mercedes-Benz VISION EQXX.

Uno de los recursos habituales de los detractores de los coches eléctricos es la falta de autonomía. Cierto es que los primeros coches eléctricos contaban con un rango bastante limitado, pero el mundo avanza muy deprisa y la tecnología más. El Mercedes-Benz VISION EQXX echa por tierra todos esos conceptos equivocados y preconcebidos. El prototipo alemán acaba de superar todos los récords habidos, logrando realizar un viaje de 1.000 kilómetros por carretera en condiciones normales, sobrándole incluso carga.

Nada más arrancar el año, Mercedes presentó al mundo el eléctrico más avanzado del mundo. Aunque se trata de un prototipo completamente funcional, el VISION EQXX es la semilla, el germen de lo que en unos años serán los coches eléctricos de Mercedes-Benz. Con su lanzamiento, los alemanes querían demostrar las posibilidades de la tecnología eléctrica. Una tecnología que ahora bate récords de distancia con una sola carga.

En un viaje por las carreteras alemanas, en condiciones normales con velocidades punta de hasta 140 kilómetros por hora, el equipo de desarrollo de Mercedes se ha propuesto comprobar la veracidad de las cifras teóricas. Un viaje de larga distancia que ha contado con la supervisión y la aprobación de un experto independiente del organismo TÜV Süd que da veracidad a la prueba. El objetivo era claro; un viaje de ida y vuelta a Cassis, Francia, pasando por el túnel de San Gotardo y por la ciudad italiana de Milán. Más de 1.000 kilómetros por carretera en condiciones de absoluta normalidad, con tráfico, con frío, lluvias, subidas, bajadas y velocidades de crucero elevadas.

Mercedes EQXX - 1
Mercedes-Benz VISION EQXX.

Saliendo del centro de I+D de Sindelfingen, cerca de Stuttgart, el morro del Mercedes-Benz VISION EQXX puso rumbo a los Alpes. Recorriendo parajes idílicos y fríos con temperaturas entre los 3 y los 18 grados, además de lluvias intermitentes, el prototipo eléctrico avanzó sin inconveniente alguno, siendo un coche más en las famosas Autobahn alemanas. Eso sí, contando con las numerosas armas con las que fue desarrollado:

  • Coeficiente de arrastre: 017
  • Superficie frontal: 2,12 metros cuadrados
  • Neumáticos Bridgestone 185/65 R20 9/ con resistencia de 4,7
  • Peso en vacío de 1.755 kilogramos
  • Batería de 100 kWh (495 Kg)
  • Techo solar con 117 células

Con todo esto, los resultados definitivos no han podido ser más espectaculares. Tras recorrer 1.008 kilómetros exactos con una sola carga, al VISION EQXX todavía le restaba un 15% de la batería, lo que supondría unos 140 kilómetros extra. Con un tiempo en movimiento de 11 horas y 32 minutos, la velocidad media fue de 87,4 Km/h con un consumo medio final de 8,7 kWh por cada 100 kilómetros recorridos. Toda una hazaña que demuestra que sí, que dentro de no mucho los coches eléctricos podrán realizar largos viajes sin parar a recargar sus baterías.

Conversaciones: