LLEGARÁ A MEDIADOS DE 2019

El Mini eléctrico estará basado en el Cooper S y ofrecerá altas prestaciones

La firma británica, propiedad de BMW, basará su primer coche eléctrico en la estructura del Mini Cooper S, al que incorporará el motor del i3. 

El Mini eléctrico estará basado en el Cooper S y tendrá el mismo motor que el BMW i3.
El Mini eléctrico estará basado en el Cooper S y tendrá el mismo motor que el BMW i3.

Mini presentará a finales de año su primer coche eléctrico y estará enfocado al rendimiento que pueda ofrecer a sus clientes. Según fuentes consultadas por la publicación Autocar, el concept presentado por la firma británica será una alternativa eléctrica del modelo Cooper, que ya cuenta con versiones de gasolina o propulsadas por diésel. 

La información recogida por Autocar señala que el modelo se denominará Cooper SE y estará basado en el hatchback de tres puertas. Este coche está fabricado sobre la plataforma UKL1, que aunque no se diseñase originalmente para construir un modelo eléctrico, se ha adaptado para la producción en masa del Cooper SE. 

El motor eléctrico será el mismo que usa el BMW i3, que tiene una potencia de 181 CV. Además, el peso adicional de las baterías estaría compensado por la falta de otros componentes, como engranajes, por lo que se lograría una aceleración similar a la que se consigue con el actual motor del Cooper S, que tiene una potencia de 189 CV. Gracias a sus baterías de iones de litio, otra de las herencias del i3, podrá superar los 300 kilómetros de autonomía. 

Se espera que el Mini Cooper SE llegue al mercado en la segunda mitad del año coincidiendo con el 60º aniversario de la marca. Esto convertiría el lanzamiento en una declaración de intenciones de la compañía, que ya anunció que podría convertirse en un fabricante de vehículos exclusivamente eléctricos. Tendrá un precio de salida en Reino Unido de 30.000 libras, unos 33.400 euros. Su producción está planificada para realizarse en China y en la fábrica de Mini en Oxford.  

Conversaciones: