Híbridos y Eléctricos

PARA EUROPA

El MINI Moke ahora es eléctrico y ya se ha fabricado una primera unidad

Moke International Limited es una nueva compañía que se encarga de resucitar al mítico modelo inglés. En los próximos meses aterrizará en el mercado europeo junto a una mecánica totalmente eléctrica.

El Moke vuelve a la vida en forma de coche eléctrico.
El Moke vuelve a la vida en forma de coche eléctrico.

El MINI Moke es un coche (o buggy) que se comercializó en la pasada década de los 60. En aquel momento consiguió un enorme auge especialmente en las zonas costeras, donde se presentaba como el coche ideal en el que recorrer cortas distancias sin techo ni puertas. El pasado año 2015 nacía Moke International Limited, una compañía que adquirió los derechos del Moke original con vistas a traerlo de nuevo a la vida con tecnología renovada y una mecánica 100% eléctrica. Ahora, la compañía ha dado un importante paso para sí y ya ha fabricado la primera unidad comercial del pequeño vehículo eléctrico, el cual espera iniciar su comercialización en Europa en los próximos meses.

En el año 2017, la nueva compañía ya mostró varios modelos conceptuales, los cuales le permitieron hacerse con un gran interés por parte de inversores e interesados. Esto supuso la llegada de inversiones que aseguraron su futuro a largo plazo, según afirmaron desde la propia marca. Unos meses más adelante, Moke International Limited recibía una subvención por parte del gobierno británico por el que se comprometía a llevar a cabo la fabricación del modelo sobre suelo inglés. Adicionalmente, también sellaron un acuerdo comercial posterior a la llegada del Brexit en el que se permitía a las empresas de Reino Unido acceso libre de aranceles a los mercados de la Unión Europea. 

Su futuro propietario podrá personalizar gran parte del coche según su gusto.
Su futuro propietario podrá personalizar gran parte del coche según su gusto.

Gracias a esto, Moke International Limited se puede beneficiar de compañías asentadas en el mercado de la Unión Europea, como especialistas en baterías, motores eléctricos o diferentes inversores del terreno automotriz. En Reino Unido, la compañía cuenta con una planta de producción de unos 45.000 metros cuadrados y un total de 700 empleados, la cual se ubica en Northamptonshire y está operada por Fablink Group. 

La compañía ya ha fabricado su primer coche eléctrico totalmente comercial, el cual está decorado en color azul, aunque la paleta de tonos para el modelo constará inicialmente de 5 variantes (gris, amarillo, naranja, azul y celeste) aunque más adelante se esperan añadir nuevas opciones cromáticas. 

Al igual que el modelo primigenio, el nuevo Moke eléctrico se presenta como el mejor amigo para caminos rurales o excursiones por la costa. Concretamente, de recorridos cortos de un punto A a un punto B. Su principal baza de comercialización serán las sensaciones al volante de un coche eléctrico descapotable que se presenta como el resurgimiento de un modelo mítico. El nuevo Moke cuenta con una fabricación y composición de materiales sostenibles, pues la finalidad de la nueva marca serán las bajas o nulas emisiones de carbono a lo largo de su recorrido de fabricación. 

Su motor eléctrico cuenta con 44 CV de potencia sobre el eje trasero.
Su motor eléctrico cuenta con 44 CV de potencia sobre el eje trasero.

Mecánicamente estará sustentado por un motor eléctrico de 44 CV de potencia, el cual se alojará sobre el eje trasero y entregará toda su potencia a este. El peso total del coche, de apenas 800 kilos, garantiza que con su limitada potencia podamos contar con una dinámica a la altura de lo esperado, la cual será capaz de ejecutar el 0 a 55 kilómetros por hora en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de casi 110 km/h; bastante si tenemos en cuenta que el coche apenas cuenta con carrocería de protección en sus laterales. 

La compañía no ha revelado datos al respecto del tamaño de su batería, pero sí habla sobre una autonomía máxima de alrededor de 140 kilómetros, suficiente para ejecutar un recorrido de ida y vuelta entre Saint-Jean-Cap-Ferrat y el Principado de Mónaco, según afirman desde la propia Moke, algo que deriva directamente en su idea de comercialización del modelo a nivel europeo en los próximos meses. 

El interior continua siendo muy minimalista en todos los aspectos.
El interior continua siendo muy minimalista en todos los aspectos.

El Moke eléctrico tiene unas cotas muy contenidas, prácticamente calcadas al modelo original de mediados del pasado siglo. Cuenta con una longitud de 3.225mm, 1.660 mm de ancho y 1.546 mm de alto. Su altura libre al suelo es de 18 centímetros. Desde la compañía aseguran que el interesado podrá escoger numerosas opciones de personalización, dependiendo por completo del gusto de su futuro propietario. El modelo cuenta con dirección asistida, frenada regenerativa y parabrisas calefactado, todo ello de serie. El precio de partida del Moke eléctrico en Reino Unido será de 29.150 libras esterlinas (unos 34.000 euros al cambio actual). 

Conversaciones: