Híbridos y Eléctricos

EN ZAGREB

Este Rimac Nevera frenó antes de acabar la carrera, pero ni con ello el Ferrari F12 TdF le dio caza

En una de las habituales carreras de los eventos del Supercars Owners Circle el nuevo Rimac Nevera se ha enfrentado con un Ferrari F12 TdF, y ni equivocánse en mitad de la carrera el italiano ha conseguido dar caza al croata.

Captura de pantalla 2021-09-17 a las 13.17.56
El conductor del Rimac Nevera frenó antes de acabar la carrera.

En 2015 Ferrari presentó al mundo su F12 TdF, la versión más radical de su gran turismo, y hasta el momento el modelo de producción más potente de la historia de Ferrari con sus 800 CV. Un deportivo en el que la firma italiana plasmaba lo mejor de su tecnología. Seis años después Rimac ha comenzado a producir el Nevera, un deportivo eléctrico que refleja el mejor saber hacer de la ya no tan pequeña empresa croata.

Siendo honestos desde un primer momento, las prestaciones entre un coche y otro nada tienen que ver, y es que aunque en ambos casos ambos muestren cifras estrafosféricas lo cierto es que no tendría sentido mantener la intriga hasta el último momento para ver cuál de los dos se lleva el gato al agua en una carrera de aceleración, pues los 1.917 CV y los cuatro motores eléctricos del Nevera dictan sentencia antes de escuchar el V12 del Ferrari arrancar, que transmite sus 800 CV, para más inri, sólo al eje trasero.

Ha sido más concretamente en un evento de carreras de aceleración celebrado en Croacia, en la ciudad de Zagreb, por el club de usuarios Supercar Owners Circle donde ambos deportivos se han puesto cara a cara. Cabe destacar que las medidas de seguridad del evento se antojan nulas, pues a pesar de que la pista presente un buen estado, ésta sigue estando rodeada de espectadores cuando los deportivos alcanzan cifras de velocidad bastante altas sin haber barrera física o distancia suficiente entre los vehículos y el público.

La supremacía del Rimac Nevera eléctrico es tan absoluta y goza de tal margen en términos de rendimiento, que ni tan siquiera con un conductor con más bien poca experiencia a sus mandos el deportivo italiano ha dejado que el Ferrari F12 TdF le pueda dar caza.

Desde un primer momento, en el que ambos deportivos aceleran, queda patente la capacidad de tracción del Nevera, pues milisegundos después se despega del deportivo italiano para, incomprensiblemente, frenar a mitad de la carrera.  Tal era la ventaja que había conseguido sacar al deportivo italiano que ni tan siquiera este error por parte del conductor del Nevera pudo hacer que acabara la carrera por delante de él.

A pesar de no encontrarse entre los nombres más reconocibles del mundo de los superdeportivos, el Rimac Nevera ha entrado en el olimpo de los coches de calle gracias a sus prestaciones de infarto. Sus 1.917 CV se extraen de cuatro motores eléctricos distintos, cada uno apostado en una rueda distinta y por tanto aportándole tracción total, y que hacen que acelera de cero a cien kilómetros por hora desde parado en tan sólo 1,97 segundos.  Más impresionante incluso que su potencia es su par motor, que según la propia Rimac es de unos apabullantes 2.360 Nm.

Ya antes pudimos ver cómo destrozaba en la misma prueba a otro Ferrari, el SF90 Stradale que ni con sus más de 1.000 CV de potencia pudo hacer frente al imparable tren de potencia eléctrico que tiene cabida en las entrañas del Nevera.

Conversaciones: