Híbridos y Eléctricos

Nissan ESFLOW, un vehículo eléctrico con chispa

El concept car Nissan ESFLOW demuestra que es posible ser respetuoso con el medio ambiente sin tener que renunciar al placer de conducir.

Nissan demuestra que crear un coche respetuoso con el medio ambiente no es incompatible con el placer de conducir.

La firma japonesa llega al Salón del Automóvil de Ginebra con un deportivo ecológico de cero emisiones, denominado Nissan ESFLOW:
  • Un concept car deportivo 100% eléctrico.  
  • Dos plazas y tracción trasera.
  • Dos motores eléctricos, uno para cada rueda motriz.
  • Baterías laminadas de iones de litio montadas en posición baja para un mejor reparto de pesos.
  • Estética extremada con un parabrisas envolvente para una visibilidad sin obstáculos.
  • De 0 a 100km/h en menos de 5 segundos.
  • Más de 240 km de autonomía con una única recarga.

 

El deportivo ecológico

Utilizando la innovadora tecnología ya vista en el premiado Nissan LEAF, este concept car equipa dos motores eléctricos que transmiten de manera independiente su potencia a cada una de las ruedas traseras. El resultado es sorprendente ya que alcanza los 100 km/h. en menos de cinco segundos.

La energía para los motores la proporciona el sistema modular de baterías laminadas de iones de litio  también heredadas del Nissan Leaf, pero en esta ocasión los packs se han situado a lo largo de los ejes delantero y trasero del vehículo, para repartir el peso y garantizar la estabilidad. Esta inteligente situación de las baterías permite al coche viajar hasta 240 km con una única carga.

Con la finalidad de proporcionar las máximas prestaciones consumiendo la mínima energía, el Nissan ESFLOW cuenta con una carrocería elaborada de fibra de carbono y un chasis de aluminio, que permiten bajar el peso final del automóvil.

El habitáculo del ESFLOW es limpio y abierto y el ahorro de peso ha sido una de las prioridades en su diseño pero sigue siendo un lugar muy confortable en el que instalarse. Los asientos están moldeados en la mampara trasera del coche eliminando la necesidad de disponer de una estructura pesada. Lógicamente, ello implica que no pueden moverse pero eso no resulta un problema ya que tanto el volante fly by wire como los pedales pueden desplazarse eléctricamente para que cada conductor, de manera individual, pueda encontrar su posición de conducción idónea.

 

{yoogallery src=[/images/stories/zoo_fotogaleria/nissan_esflow] width=[115] title=[Nissan ESFLOW] }

{jcomments on} 

Conversaciones: