Híbridos y Eléctricos

HASTA DICIEMBRE DE 2025

La nueva fábrica de CATL comienza a suministrar baterías a Tesla en Shanghái

CATL ya ha dado comienzo al suministro de baterías a Tesla Shanghai. La nueva factoría de estos dispositivos inició su trabajo el pasado mes de noviembre y, a día de hoy, ya cuenta con una capacidad de producción al 60% del total estipulado.

CATL ya presta sus servicios de suministro a Tesla en Shanghai
CATL ya presta sus servicios de suministro a Tesla en Shanghai

CATL es una de las empresas con mayor proyección y expansión a nivel mundial sobre el mercado de las baterías para coches eléctricos y actualmente se posiciona como el mayor fabricante a nivel mundial. Hace escasos meses supimos de un nuevo proyecto de apertura para una nueva factoría de construcción de baterías de iones de litio en Shanghái, y ahora llega un informe que asegura que esta ya ha dado comienzo a su producción y suministro a marcas de relevancia como Tesla

Corría el mes de junio del pasado 2021 cuando CATL anunció el inicio del proyecto de esta nueva planta de baterías, la cual no es de nueva construcción sino que se ha adaptado sobre una instalación ya existente. Esta se situó misteriosamente cerca de la nueva factoría de Tesla en Shanghái, con quien firmó un acuerdo de suministro apenas unos días más tarde del anuncio del inicio de las obras de reconstrucción. Este mencionado acuerdo se extendía desde enero de 2022 hasta diciembre de 2025, por lo que, desde la empresa de baterías, ya han dado luz verde al inicio de suministro y al conveniente acuerdo. 

El planteamiento inicial es que en esta fábrica se lleve a cabo la construcción de un total de 80 GWh de forma anual, lo que podría equivaler a dotar de baterías a más de 1.000.000 de coches eléctricos al año. Según informan desde el medio CnEVPost, la producción en esta factoría ya habría dado inicio y, presuntamente, ya habría alcanzado un nivel medio del 60% de la capacidad productiva anual

Por otro lado, el medio local Shanghai Observer, también informa de este acontecimiento, quienes añaden que esta mencionada producción ya habría comenzado a ser enviada a Tesla el pasado mes de noviembre. La nueva fábrica de CATL está ubicada a tan solo 3 kilómetros de la ubicación en la que se sitúa Giga Shanghai, de Tesla, lo que supone un emplazamiento estratégico de cara al beneficio de ambas corporaciones. Las mencionadas remodelaciones sobre la instalación original tan solo requirieron de modificaciones menores y nuevas líneas de fabricación, con lo que el beneficio para CATL será notable a través de un no tan elevado coste de inversión.

La factoría, según aseguran los diferentes informes, dará cobertura a una capacidad productiva anual de 80 GWh, de los cuales a Tesla irán destinados, al menos, 45 GWh. Esto convierte a la firma americana como un cliente principal de esta planta, pero no será el único ya que su capacidad es notablemente mayor a lo inicialmente estipulado para Tesla. 

Esta nueva planta de fabricación incluye, además de la propia base de construcción de baterías, también acoge a un centro de innovación global, una sede funcional internacional y un instituto de investigación energética del futuro. Como se puede comprobar, las instalaciones estarán notablemente bien equipadas con todo tipo de segmentos para el negocio de la venta y fabricación de baterías para coches eléctricos. 

Actualmente, la línea productiva de Tesla Shanghái produce sus coches movidos principalmente por baterías con tecnología NCM de LG Energy Solution, aunque poco a poco irán evolucionando hasta adoptar por completo el sistema LFP de CATL. En los próximos meses sabremos cuál es el estado de salud en el que se encuentra este acuerdo, el cual se pronostica notablemente apetecible para ambas corporaciones.

Conversaciones: