Híbridos y Eléctricos

NUEVA PLATAFORMA DE ZERO LABS

Esta plataforma se ha diseñado exclusivamente para transformar clásicos en coches eléctricos

La nueva generación de la plataforma eléctrica de Zero Labs promete llevar a un nuevo nivel las transformaciones de coches clásicos, gracias a la cual podrá convertir a eléctrico muchos más modelos.

zero-labs-plataforma-3_portada
Tercera generación de la plataforma eléctrica de Zero Labs

Los avances de las baterías de litio actuales y la creciente popularidad de los coches eléctricos han propiciado una especie de moda, la de transformar coches clásicos o antiguos en coches eléctricos. Sin embargo, la mayoría de ellos son transformaciones "simples" en las que sólo se sustituye el motor de combustión por uno eléctrico y se añade la batería, sin modificaciones en el chasis original, con los peligros que esto conlleva. Pero Zero Labs propone algo radicalmente distinto y muy interesante.

La compañía estadounidense Zero Labs Automotive lleva ya varios años en esto de las transformaciones de vehículos clásicos en coches eléctricos. Ahora ha anunciado la tercera generación de su plataforma para coches eléctricos, la plataforma que utilizará en sus próximas conversiones y que supone una mejora radical, pues se ha diseñado específicamente para este cometido.

zero-labs-plataforma-3_01

La nueva plataforma puede alojar baterías de 85 o 100 kWh de capacidad.

Estamos ya muy habituados a escuchar hablar sobre nuevas plataformas para coches eléctricos nuevos; de hecho, es el "corazón" de todo coche y con los eléctricos cobra más importancia si cabe. La de Zero Labs se destinará, sin embargo, a transformar modelos clásicos como el Ford Bronco, el Land Rover Defender o el Chevrolet Camaro y darles una segunda vida como coches eléctricos de notables prestaciones y con un grado notable de seguridad.

Zero Labs asegura haber hecho alrededor de 2.000 mejoras respecto a su plataforma anterior. Según la compañía californiana, esta nueva generación ofrece mejores prestaciones, una mejor dinámica de conducción y la última tecnología disponible en cualquier coche eléctrico moderno, como la conducción a un pedal. Esta nueva plataforma permite un reparto de pesos ideal 50:50 entre ambos ejes y se ofrecerá con dos opciones para la batería, con 85 o 100 kWh de capacidad; en el caso de la batería grande, los vehículos ofrecen hasta 376 kilómetros de autonomía. Además, el software de gestión de la batería está diseñado para poder recibir actualizaciones en el futuro.

zero-labs-plataforma-3_04

Suspensión independiente, frenos nuevos y un reparto de pesos ideal 50:50 son algunas de sus características.

La nueva plataforma se puede elegir con dos motores eléctricos (uno en cada eje) con 600 CV de potencia máxima y tracción total, o con solamente un motor eléctrico en el eje trasero (300 CV). En el caso de la configuración de doble motor, dependiendo de las circunstancias puede funcionar con tracción en dos ruedas únicamente y si hablamos de un todoterreno, ofrecerá la posibilidad de montar reductora. Todo ello gestionado a través de unas palancas de cambio de estilo retro, por supuesto.

La suspensión es totalmente independiente en ambos ejes y se ofrecen dos opciones: amortiguadores Fox Racing con muelles helicoidales o una suspensión neumática con ajuste de altura y dureza variable. En el apartado de los frenos, opcionalmente se pueden montar unos Brembo con pinzas de 6 pistones y discos de 350 mm en el eje delantero (4 pistones y 345 mm en el eje trasero). En definitiva, todo lo necesario para garantizar una dinámica de conducción acorde a la nueva potencia disponible (que es mucha) y al mayor peso del vehículo respecto al original.

zero-labs-plataforma-3_05

Zero Labs se atreve con el Ford Bronco, el Land Rover e incluso con el Porsche 911.

Estas nuevas mejoras ya están disponibles para aquellos clientes que se decidan por una conversión de Zero Labs, que actualmente se atreve con Ford Broncos de primera generación (años 1966-77), pick-ups clásicas, Land Rover Serie III y Defender 110, Porsche 911 y muscle cars anteriores a 1975. Zero Labs ha anunciado que añadirá a su catálogo un nuevo modelo a principios de 2022, aunque todavía no sabemos de cuál se trata.

Además del apartado mecánico y dinámico, Zero Labs puede "crear" un clásico prácticamente desde cero. El año pasado saltó a la palestra por hacer un precioso Ford Bronco de primera generación utilizando materiales como fibra de carbono para la carrocería, pero manteniendo la estética original del modelo. Y es que la startup californiana puede transformar de verdad un coche original, fabricando incluso una nueva carrocería y manteniendo poco más que la estética. Y todo esto tiene un precio, claro: de media sus clientes gastan unos 350.000 dólares por coche (310.000 euros), dependiendo de la personalización de cada uno. A pesar de su tarifa, la compañía asegura que tiene vendida toda su capacidad de producción hasta 2023.

Conversaciones: