Híbridos y Eléctricos

DE GREAT WALL MOTORS

ORA Futurist, un coche eléctrico chino que quiere ser futurista pero se inspira en el pasado

ORA ha presentado el prototipo de su último coche eléctrico, el ORA Futurist, que promete una autonomía de 700 kilómetros con una sola carga unido a un diseño retro como principales fuentes de reclamo.

ORA Futurist, el coche eléctrico chino que mira al pasado.
ORA Futurist, el coche eléctrico chino que mira al pasado.

A menudo, en el mundo de la automoción, las firmas recurren a icónicos modelos del pasado para dar forma a coches, y últimamente también coches eléctricos, que tras la apariencia de una imagen retro y clásica esconden el mejor arsenal tecnológico que la firma es capaz de poner en la calle a disposición del usuario. Great Wall Motors es una compañía con fuerte presencia en China, y bajo su marca ORA ha lanzado un llamativo concept llamado ORA Futurist.

Parece que en ORA están apostando fuerte porque sus coches gocen de un diseño que sea el principal reclamo a la hora de comprar uno de sus coches eléctricos. Y para ello habrían fichado a un reputado diseñador, Phil Simmons, conocido por sentar los diseños de Land Rover y Range Rover que actualmente dan forma a los productos de la firma inglesa.

La última vez que supimos algo sobre ORA era también a causa del diseño de su ORA Good Cat, un coche que a pesar de tener una muy buena autonomía para tratarse de un coche urbano eléctrico, su imagen era el principal reclamo a la hora de llegar a la portada. Para diseñar este Good Cat, ORA se habría inspirado en los mejores diseños europeos, para dar lugar a una suerte de coche entre Porsche 911 y un MINI.

ORA Futurist, el coche eléctrico chino que mira al pasado.

Vista lateral del ORA Futurist.

En el caso del ORA Futurist, a pesar de su nombre y que haga gala de rasgos propios del siglo XXI, como llantas de generosas pulgadas y faros de led, el diseño resulta de todo menos futurista, ya que se basa en diseños americanos de los años 50 y 60 para dar lugar a una berlina muy retro de tres marcados volúmenes, con un frontal con un alto capó, techo plano que no cae hasta la luna trasera y un largo y de nuevo plano, tercer volumen.

Si bien la vista lateral recuerda a berlinas alemanas clásicas, al igual que los faros presentes en la parrilla recuerdan a MINI, el resto de atributos estéticos son puramente americanos, y Simmons no lo niega, ya que estuvo al frente de varias generaciones del Ford Mustang, así como la séptima generación del Ford Fiesta, y podemos ver los lazos con ambos modelos en sus faros y parrilla. Las inserciones cromadas que hacen las veces de paragolpes, se encargan de confirmar la herencia estética del Mustang, que ve acentuada su imagen americana clásica en las inserciones cromadas de su paragolpes, además de las llantas multiradio.

Su interior también es una fiesta de diseño retro, con las salidas de aire y el centro del volante de doble tono (que equipa un aro cromado), que copian el diseño multirradio de las llantas para dar continuidad al diseño exterior dentro del habitáculo del ORA Futurist. Una pantalla flotante situada en el centro del salpicadero se encarga  de complementar un pequeño display, de redonda forma, colocado detrás del volante a modo de cuadro de mandos.

Interior del ORA Futurist.

Puesto de conducción del Ora Futurist.

No se han declarado demasiados datos técnicos sobre el ORA Futurist. Anuncian que se basa en la nueva plataforma Lemon de Great Wall Motors, que puede acomodar trenes de potencia térmicos, eléctricos, híbridos enchufables y de pila de combustible. En el caso del variante eléctrica cuenta con un paquete de baterías sin cobalto que permite una autonomía de 700 kilómetros (435 millas), según Car News China.

Recordemos que Great Wall Motors será el fabricante encargado de dar forma al MINI eléctrico que BMW tiene intención de comercializar de manera exclusiva en China, y lo hará a través de un trato ya establecido con el fabricante alemán. Todo apunta a que tomará la base del ya presentado ORA Good Cat.

Conversaciones: