Híbridos y Eléctricos

PARA CONTROLAR LOS PRECIOS

¿Qué países apuestan por la creación de la “OPEP” de los materiales de las baterías?

Ante la variabilidad del precio de los principales materiales para la fabricación de las baterías, varios países han propuesto la creación de una organización similar a la OPEP para controlar la producción.

opep materiales baterias coches electricos-portada
Los países en los que se concentran los materiales necesarios para la fabricación de las baterías han iniciado las conversaciones para crear una organización similar a la OPEP que controle la producción.

La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) fue creada en 1962 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con el fin de controlar el precio del petróleo a nivel mundial. Sus decisiones se basan en reducir o aumentar el nivel de producción para así hacer frente a los vaivenes del mercado. El 43 % de la producción mundial de petróleo y el 81 % de las reservas mundiales de petróleo se encuentran en países miembros de la OPEP. Además concentra la totalidad de la capacidad necesaria de producción de petróleo a nivel mundial, lo que la convierte en el banco central del mercado petrolero. Ahora, varios países proponen crear una organización similar para hacer lo mismo con los materiales de las baterías de los vehículos eléctricos.

Fabricar las baterías requiere del uso de muchos minerales que no abundan en la naturaleza y que además están ubicados en tan solo un pequeño puñado de países. Estos son precisamente los países que quieren crear una estructura similar a la OPEP para controlar el precio de estos recursos y aumentar su influencia internacional.

Chile, Argentina y Bolivia son los primeros países que proponen iniciar las conversaciones para establecer la OPEP de los minerales de las baterías. Estas tres naciones sudamericanas disponen de más de la mitad de las reservas mundiales de litio. Sus líderes buscan controlar el precio de este mineral a escala mundial. Del mismo modo, Indonesia también es rica en depósitos de litio y quiere adoptar una nueva legislación inspirada en la forma en que opera la OPEP.

Según un estudio publicado por el Departamento del Interior de EE. UU, es Australia el principal productor de litio del mundo y según ese mismo informe son Argentina, Chile y China los mayores exportadores de este mineral. Chile, Argentina y Bolivia están pugnando para que Australia se sume a su iniciativa, pero no han iniciado los pasos para que China, el mayor fabricante de coches eléctricos del mundo, también se adhiera a esta futura organización.

Por ahora, la iniciativa de formar una organización similar a la OPEP para los minerales utilizados en los vehículos eléctricos es una idea que están discutiendo los altos funcionarios de los tres países sudamericanos. Pero nada garantiza que sus conversaciones puedan llegar a buen puerto, puesto que los intereses comerciales y la geopolítica tienen mucho que ver aquí, por lo que necesitan expandir su propuesta a otros países que actualmente no se encuentran en su entorno geográfico ni político.

Los fabricantes de automóviles y los gobiernos de países más industrializados deben prestar atención a este tipo de desarrollos. De lo contrario, las baterías de los vehículos eléctricos podrían seguir siendo muy caras durante mucho tiempo y, quizás lo que es peor, que el precio de los suministros necesarios para fabricarlas sufra la incertidumbre provocada por las tensiones económicas y políticas coyunturales, lo que puede impedir las previsiones comerciales y provocar retrasos en la adopción de los vehículos eléctricos

Conversaciones: