Híbridos y Eléctricos

LA PESADILLA DEL TESLA MODEL 3 PERFORMANCE

El Polestar 2 eléctrico ofrecerá un paquete Performance para hacerlo más deportivo

El paquete Performance del Polestar 2 será un opcional elegible que incluirá suspensión ajustable, frenos más potentes, neumáticos más pegajosos y llantas forjadas más ligeras con el objetivo de afinar aún más su dinámica de conducción.

El Polestar 2 ofrecerá un paquete Performance para hacerlo un coche eléctrico más deportivo
El Polestar 2 ofrecerá un paquete Performance para hacerlo un coche eléctrico más deportivo

Para quien no conozca aún el Polestar 2, una breve presentación: se trata del primer modelo 100% eléctrico de la filial de Volvo especializada en coches más prestacionales, un modelo de cinco puertas con enfoque premium que estará construido sobre la plataforma modular compacta CMA de Volvo. Aunque todavía no conocemos todos los detalles del modelo, sí que sabemos algunos de los más importantes y, como buen Polestar, será muy potente y rápido. Pero quizá la configuración de serie no sea suficiente para algunos clientes, y por eso Polestar ofrecerá un paquete Performance para hacerlo aún más deportivo.

Según ha publicado Autoblog, la compañía sueca ofrecerá un paquete de equipamiento cuyo objetivo es mejorar no sólo las prestaciones sino también la dinámica de conducción. Así lo anunció la proveedora de las suspensiones Öhlins, que ha asegurado estar ya desarrollando unos amortiguadores ajustables para el Performance Package del Polestar 2. Si esta mejora ya suena bien, pues permitirá ofrecer al Polestar 2 distintos niveles de tarado de suspensión (desde más cómodo hasta más rígido y deportivo), lo más interesante es que vendrá acompañada de otros caramelos para convertirse en la peor pesadilla del Tesla Model 3 Performance.

El paquete Performance incluirá, además de la suspensión Öhlins ajustable: frenos Brembo de mayor tamaño y potencia de frenado; llantas forjadas más ligeras; y neumáticos más deportivos con mayor agarre. Además, a buen seguro incluirá detalles a nivel estético que marquen la diferencia como (por ejemplo) los ya conocidos acentos Polestar en color amarillo para los cinturones en modelos de Volvo.

Polestar no ha dado detalles sobre el tamaño de los frenos ni de los neumáticos. Tampoco ha dicho en qué niveles de equipamiento se podrá elegir este equipamiento, ni si se podrá elegir en el más básico, pero será un paquete opcional elegible y no un acabado en sí mismo como ocurre con los Tesla Performance. Lo que sí sabemos es que costará en torno a 5.000 dólares, unos 4.500 euros, que habrá que sumar a los 59.900 euros que costará en Alemania la edición de lanzamiento.

El Polestar 2 contará con dos motores eléctricos de 150 kW (204 CV) de potencia cada uno, y 330 Nm de par motor. La potencia total es de 300 kW (408 CV), con un par máximo de 660 Nm, gracias a la cual el Polestar 2 será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. Dichos motores estarán alimentados por una batería de 78 kWh que ofrece una autonomía de 500 kilómetros, según el ciclo WLTP.

La producción del Polestar 2, que se ensamblará en China, comenzará a principios de 2020. Antes de que llegue el Polestar 2 eléctrico veremos el primer modelo de la marca: el Polestar 1 híbrido enchufable, un deportivo de 600 CV cuyo lanzamiento está previsto antes del final de este mismo año.

Conversaciones: