Híbridos y Eléctricos

MÁS ALLÁ DE LO QUE PERMITE LA LEY EN VÍAS URBANAS

El patinete eléctrico EMOVE Roadster promete 80 km/h y 100 km de autonomía

El EMOVE Roadster no es el único del mercado que ofrece unas características espectaculares, pero sí lo hace bajo la garantía de ser el heredero del famoso EMOVE Cruise, un superventas mundial ofrecido también por Voro Motors.

EMOVE Roadster

La empresa californiana Voro Motors, conocida por los populares patinetes eléctricos EMOVE ha anunciado un nuevo modelo, el Roadster, que manteniendo la autonomía de 100 kilómetros, será capaz de alcanzar hasta 80 km/h de velocidad. Una característica que por muy espectacular que sea no le permite circular por la mayoría de vías urbanas de la ciudad. Pero lo que sí es aprovechable es su potencia, que ayuda a evitar algunos momentos peligrosos en este tipo de circulación, su autonomía y la doble suspensión, que ofrecer un extra en la comodidad de marcha.

Voro Motors cuenta en su catálogo con una gran variedad de patinetes eléctricos de todo tipo, tanto convencionales, en los que se viaja de pie, como tipo bicicleta (sin pedales) en los que se viaja sentado y es posible instalar accesorios de transporte. De todos ellos seguramente el más conocido por su alto volumen de ventas es el EMOVE Cruiser, capaz de ofrecer una autonomía de 100 kilómetros gracias a una batería de 1,6 kWh de capacidad, y una velocidad máxima de 40 km/h. A pesar de que su precio no es precisamente económico, 1.200 euros actualmente, sus cualidades lo han convertido en una de las opciones más aceptadas por los clientes.

Ahora, Voro Motors anuncia un nuevo modelo que viene para superar algunas de las características del EMOVE. El Roadster mantendrá los 100 kilómetros de autonomía de su hermano pequeño, pero destaca sobre todo porque podrá duplicar su velocidad máxima, llegando hasta los 80 km/h. Si bien ir tan deprisa solo está reservado para conductores experimentados en vías cerradas al tráfico rodado y a peatones, el sistema motriz que logra alcanzar esta velocidad también se traduce en otras ventajas. La primera es que la autonomía se incrementa cuando se circula más despacio. Otra es la capacidad de aceleración que posibilita evitar situaciones peligrosas durante la circulación urbana.

EMOVE Cruise

El EMOVE Roadster heredará la experiencia del fabricante con el EMOVE Cruise.

También ayudan a mejorar la experiencia de usuario algunas características de su chasis. El sistema de doble suspensión proporcionará un mayor confort de marcha, muy importante en vehículos eléctricos de este tipo, que por las reducidas dimensiones de sus ruedas muchas veces no absorben las irregularidades del pavimento. Lo frenos de accionamiento hidráulico, de disco en ambas ruedas, también son necesarios para controlar toda esta potencia.

Por ahora, el Roadster no aparece en la web de Voro Motors, aunque la web Electrek publica una imagen de su aspecto final y el detalle de las ruedas. En ella se observa un vástago que incorpora los led de iluminación delantera en la parte central, que se pliega en su pie. La robusta plataforma incluye un bastidor de fibra de carbono que alberga la batería y emplea un doble sistema de brazos oscilantes, delantero y trasero, para albergar las dos suspensiones. Los guardabarros son también de fibra de carbono y los frenos parecen firmados por Zoom. En la imagen aparecen unas luces led situadas en el lateral, lo que ofrece mayor seguridad en la circulación nocturna.

Todas estas características lo ponen a la altura de rivales tan poderosos como el Turbowheel Lightning o el Mantis de Fluidfreeride, todos ellos con características técnicas que los sitúan fuera de la legalidad en las vías urbanas.

Conversaciones: