Híbridos y Eléctricos

PARA RECOGIDA DE RESIDUOS

Nikola recibe un pedido de 2.500 camiones eléctricos y se dispara en Bolsa

Nikola, antes de empezar a vender sus productos, ya cuenta con un pedido de 2.500 camiones eléctricos para la recogida de residuos que deberán entregar a su cliente en 2023.

Render del supuesto Nikola Refuse
Render del supuesto Nikola Refuse

Republic Services es una de las empresas más grandes de recogida de residuos en Estados Unidos, y es la culpable del pequeño momento de gloria por el que está pasando Nikola Motors. El que se ha convertido en rival de Tesla, aún sin tener un sólo producto en el mercado, ha sido encargado de un pedido que según ellos es el pedido más grande de la historia en el sector de la recogida de residuos.

El anuncio de un pedido mínimo de 2.500 camiones hasta un máximo de 5.000 no sólo ha dado alas al fabricante americano, sino que también ha experimentado una nueva subida en bolsa, que si bien no la ha situado en su máximo histórico, la asienta en torno a los 45 dólares por acción, lo que supone un aumento de en torno al 20%.

Con un pedido de tal envergadura, en Nikola se ha podido dar manga ancha y modificar su camión Nikola Tre para la ocasión, camión que en principio estaba diseñado para unas necesidades de uso en torno al mercado europeo pero que para la ocasión parece que hará las veces en Estados Unidos, tomando el nombre de Nikola Refuse, o al menos así lo se rumorea.

Tomando como base de este Nikola Tre, lo adecuarían a las necesidades de su cliente, al que se han comprometido entregas todas las unidades completas, incluyendo tren motriz y estructura, algo que normalmente no se da en estos tipos de trato. Por tanto entregarían todos los camiones completos, incluyendo también elevadores y compartimento para la carga residuos en el que tendrían cabida unos 1.200 bidones de basura.

La batería que daría vida al motor eléctrico de 1.000 CV estaría en torno a una capacidad de 700 kWh y gracias a ello podría recorrer una distancia de unas 150 millas, que traducido supondría una autonomía con una sola carga de unos 240 kilómetros. Más que aceptable dado que la mayoría de los camiones harán un recorrido urbano que no necesita de grandes autonomías.

Está previsto que Nikola Motors empiece a entregar las primeras unidades del modificado Nikola Tre en torno a 2023, una fecha que se nos antoja pronto para un pedido de tal tamaño, empezando un año antes, en 2022, las primeras pruebas de los prototipos. En cuanto a precio, el fundador y CEO de la empresa americana, Trevor Milton, anuncia que a pesar de tratarse de un pedido personalizado, el precio unitario no rebasaría los 500.000 dólares por camión (unos 426.000 euros al cambio actual), lo que lo deja sustancialmente por debajo de la tarifa de partida de lo que la competencia ofrece.

Conversaciones: