Híbridos y Eléctricos

ALARGAR LA VIDA ÚTIL DE LAS BATERÍAS A COSTA DE LA AUTONOMÍA

Los Tesla más antiguos pierden hasta 50 km de autonomía tras la última actualización

La última actualización de Tesla tenía como objetivo proteger las baterías y alargar su vida útil, sin embargo para algunos propietarios ha supuesto una pérdida de autonomía que, en los peores casos, supera el 10%.

Los Tesla más antiguos han perdido entre 20 y 50 km de autonomía tras la última actualización
Los Tesla más antiguos han perdido entre 20 y 50 km de autonomía tras la última actualización

Las actualizaciones de software de Tesla son una de las señas de identidad de la marca californiana, que es capaz, a distancia, de actualizar e incluir nuevas mejoras en sus coches. Una peculiaridad que en los próximos años será la norma pero que, por ahora, tiene en Tesla su máximo exponente. Hace apenas unas semanas, por ejemplo, una actualización de software sirvió para aumentar la autonomía de las baterías hasta los 610 km según el modelo. Sin embargo, la última actualización ha supuesto para muchos clientes un empeoramiento más que una mejora real, y es que son numerosos los propietarios de Teslas Model S y Model X que están reportando un problema tras la última actualización de software lanzada por la compañía de Palo Alto. El problema no es otro que una pérdida de autonomía que alcanza los 50 kilómetros en los peores casos.

El problema ha llegado tras la actualización 2019.16.1 y 2019.16.2, después de la cual los propietarios de Model S y Model X antiguos han visto cómo la autonomía de sus coches ha disminuido entre 20 y 50 kilómetros. Las unidades que se han visto afectadas son Model S y Model X con baterías de 85 kWh, una versión que se retiró del mercado en el año 2016.

Un propietario que se puso en contacto con Electrek aseguró haber perdido el 11% de la autonomía en solo 5 semanas, una cifra sorprendente teniendo en cuenta que, según datos de los propios clientes, la degradación de sus baterías está por debajo del 10% después de 257.000 kilómetros (160.000 millas). Según este cliente, su Model S 85 pasó de tener 398 km de autonomía a sólo 350 km en cuestión de poco más de un mes.

Según Tesla, lanzaron esta actualización con el objetivo de "proteger la batería y mejorar la longevidad de la misma". Una mejora de la vida útil que sería muy interesante precisamente en los modelos más antiguos, pero que ha tenido como precio a pagar una pérdida de autonomía, aunque según Tesla solamente para "un pequeño porcentaje de propietarios". Y es que, si bien han sido numerosos los propietarios que han reportado este incidente, otros clientes aseguran no haber sufrido disminución alguna en la autonomía tras esta misma actualización.

Según también la propia Tesla, ya están trabajando para mejorar el impacto que la última actualización ha tenido en la autonomía de los coches de los propietarios afectados. Los Model S 85 se comercializaron entre 2013 y 2016, y gozaban de una autonomía (teórica, en homologación) de 500 kilómetros. Tenían una potencia de 367 CV y 440 Nm de par, que le permitían alcanzar una velocidad punta de 200 km/h. Fueron sustituidos por los Model S 90.

Conversaciones: