Híbridos y Eléctricos

"NO ES UNA PRIORIDAD"

El sueño de la pick-up eléctrica de Volkswagen se aleja, al menos por ahora

Volkswagen quiere lanzar eléctricos que se vendan. Sus cifras no terminan de cuadrar y por eso dará prioridad absoluta a los modelos de volumen, lo que supone decir adiós, por ahora, a una pick-up eléctrica.

Volkswagen-Pick-Up-Eléctrica
La hoja de ruta de Volkswagen se ha visto alterada por los múltiples problemas de desarrollo

Aunque les cueste reconocerlo, Volkswagen está en un aprieto con respecto a sus coches eléctricos. Los alemanes tienen muchos problemas para sacar adelante los próximos proyectos de la compañía. La hoja de ruta está marcada con el lanzamiento de múltiples unidades en los próximos años, algunos de ellos iban a revolucionar el mercado, o al menos eso esperaba su antiguo CEO, Herbert Diess. Sin embargo, la realidad es bien diferente. Volkswagen tiene que priorizar sus productos de volumen y eso supone tener que despedirse, al menos de momento, de otras creaciones más interesantes pero menos vendibles, como es el caso de la pick-up eléctrica.

Desde el lanzamiento de la nueva generación de la Volkswagen Amarok, cuyo desarrollo y tecnología es compartido con la nueva Ford Ranger, muchos dábamos por hecho que en algún momento los alemanes presentasen una unidad totalmente eléctrica con la que adentrarse en el cada vez más competido segmento. En más de una ocasión, en la etapa de Diess, directivos y voces reconocidas de la empresa coquetearon con la posibilidad. Muchas esperanzas que hoy se ven desvanecidas ante el anuncio del jefe global de turismos, Thomas Schäfer.

Él mismo ha reconocido a Automotive News que lanzar una pick-up eléctrica no está entre las prioridades de la compañía, y que de llegar llegará en la siguiente década. Sin embargo, debemos diferenciar muy bien entre Volkswagen y Scout. Aunque Scout sea la nueva marca especializada para el mercado americano, en Volkswagen quieren mantener los papeles separados para evitar problemas de identidad. Scout es la nueva marca de coches eléctricos para Estados Unidos. Una compañía que, al igual que Rivian, se especializará en todocaminos y pick-up.

Scout
La marca Scout sí que contará con una pick-up eléctrica, aunque se desconoce cuándo llegará

El mazazo para los concesionarios se ve amortiguado por la más que previsible derivación de la pick-up a la nueva marca, aunque desde la compañía dejan bien claro que la atención principal se centra en ampliar la cartera de SUV eléctricos. Así lo ha reconocido el nuevo responsable de Scout, Scott Keogh: “Me ocuparé de las pick-up a su debido momento, pero por ahora tengo otros problemas que solucionar”. Problemas que no son pocos ya que el retraso que acumulan algunos modelos es realmente significativo.

La entrada de Oliver Blume, también máximo responsable de Porsche, ha sacudido los cimientos de uno de los conglomerados más grandes del mundo. El nuevo CEO está revisando con lupa cada proyecto, metiendo la tijera o incluso poniendo fin a desarrollos que ahora mismo no resultan factibles. Entre sus recortes está el proyecto Trinity, la gran esperanza de Diess de revolucionar el mercado eléctrico. Blume quiere dejarlo para otro momento o modificarlo considerablemente porque sencillamente no llegan a los plazos inicialmente fijados.

Con respecto a la pick-up firmada por Volkswagen está claro que sólo el tiempo dictará sentencia sobre ella. La década es muy larga y se esperan grandes cambios en tecnologías y desarrollos. El portfolio de la familia ID se incrementará durante los próximos años, pero lo hará por los escalones de acceso. Los Volkswagen ID.1 y Volkswagen ID.2 serán los modelos más esperados por su potencial de ventas. Recientemente también hemos podido saber que el Golf mantendrá el nombre, aunque se sumará a la familia ID manteniendo una denominación histórica.

Conversaciones: