Híbridos y Eléctricos

VUELOS FORMACIONALES

La avioneta eléctrica Pipistrel Velis Electro completa su primer vuelo con éxito

Hace dos semanas que la avioneta eléctrica Pipistrel Velis Electro recibió su certificación para ejecutar vuelos formacionales y este mismo fin de semana ha efectuado el primero.

La avioneta eléctrica Pipistrel Velos Electric en pleno vuelo
La avioneta eléctrica Pipistrel Velis Electro en pleno vuelo.

Si no sabías de su existencia, ahora sí. La Pipistrel Velis Electro es una avioneta eléctrica de dos plazas destinada única y exclusivamente a la formación de pilotos. Su tamaño compacto y dócil manejo la convierten en un EVTol perfecto para la ejecución de, principalmente, maniobras de entrenamiento básico.

Hace tan sólo dos semanas que la Pipistrel Velis Electro recibió la certificación que la habilitaba para ejecutar vuelos, y ha sido este mismo fin de semana cuando ha efectuado el primero. Ha sido al este de Suiza, maniobra en la que ha sobrevolado un pueblo cercano a Friburgo. Han sido tres largos años desde que Pipistrel tuviera a la Velis Electro completamente lista para efectuar vuelos hasta que haya recibido la certificación para hacerlos por parte de la Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA).

El vuelo ha sido efectuado por la empresa suiza Alpin Airplanes gracias a uno de las catorce Pipistrel Velis Electro adquiridas recientemente. En su web anunciaban los vuelos para este mismo mes desde mediados de junio.

20200717_AAP_6-1030x686

Una de las catorce Pipistrel Velis Electro adquiridas por Alpin Airplanes.

Técnicamente la Pipistrel Velis Electro hace gala de un compendio tecnológico de última hornada para hacer de sus vuelos unos de los más silenciosos, ya que sólo emite 60 dB en pleno vuelo. El motor que da vida a la hélice de 1,64 metros de díametro de la Velis Electro es de 57,6 kW, que a priori podría parecer poco para una avioneta de 6,47 metros de largo, pero es que sobre la báscula la Pipistrel Velis Electro tan sólo marca 428 kilos, y esto es ya incluyendo las baterías.

Con tal peso las baterías tampoco abundan, encontramos dos paquetes, uno justo detrás de la hélice, ante los pies de los pasajeros, y otro paquete a la espalda de los mismos. Son capaces de cargarse a 345 V y están refrigerados por líquido, gracias a dos radiadores y dos bombas de refrigerante que trabajan en serie. Además, las dos paquetes de baterías son extraíbles fácilmente, lo que permite intercambiarlas una vez en tierra para volver a gozar del máximo tiempo de vuelo disponible.

Con estas especificaciones la Pipistrelis Velis Electro es capaz de llegar a 180 kilómetros por hora y lograr 50 minutos de vuelo ininterrumpido, que aunque a priori, de nuevo, pueda parecer no suficiente, estamos ante una avioneta eléctrica formacional, por lo que no necesitan de más duración de vuelo.

Conversaciones: