Híbridos y Eléctricos

CON UN PRESUPUESTO DE 3.750 MILLONES DE EUROS

El plan para el sector del automóvil en España se apoyará en la 'neutralidad tecnológica'

El Gobierno presenta un plan de 3.750 millones para "amortiguar" las pérdidas del sector del automóvil que se apoyará en la 'neutralidad tecnológica'.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado este lunes el 'Plan de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción, hacia una movilidad Sostenible y Conectada', que estará dotado con 3.750 millones de euros para relanzar al sector y "amortiguar" sus pérdidas tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Así, este paquete de medidas incluye 20 medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica que dan cobertura a toda la cadena de valor de la industria.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 3.750 millones de euros para el desarrollo de medidas de impacto a corto plazo, que se implementarán y ejecutarán este año, y medidas "estratégicas" a medio plazo, que comenzarán a ejecutarse a partir de 2021 y podrán ser financiadas con el apoyo de fondos europeos.

Del monto total, 100 millones estarán destinados a la puesta en marcha del Programa de Impulso a la Movilidad Eléctrica y Sostenible (Moves), orientado a incentivar la compra de coches de energías alternativas y eléctricos, lo que supone un incremento presupuestario en comparación con la intención anterior que era de 65 millones de euros.

Según cálculos del Gobierno, cada millón destinado al Plan Moves supondrá la generación de entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al Producto Interior Bruto (PIB) nacional y un aumento de los ingresos fiscales de entre 1,5 y 1,6 millones de euros.

Por su parte, el paquete de medidas habilita 250 millones de euros para la renovación del parque hacia uno más "sostenible y eficiente", con ayudas a la adquisición de modelos "más limpios y más seguros", pero aplicando el criterio de "neutralidad tecnológica".

Asimismo, se movilizarán 2.650 millones de euros para inversiones en la cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022, mientras que se destinarán 415 millones para investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y 95 millones para generar nueva mano de obra cualificada y adaptar la ya existente a las nuevas necesidades.

"Se trata de hacer lo que haga falta para amortiguar las enormes pérdidas del sector en el ejercicio 2020 mientras sentamos las bases de la industria del mañana: una industria que saldrá fortalecida de la mano de la electrificación y la digitalización y que contribuirá a que nuestro país avance en la senda de la transición ecológica justa", ha indicado Sánchez.

El paquete de medidas pretende atraer las inversiones necesarias para adaptar y orientar la industria hacia las nuevas demandas de los mercados y los objetivos de sostenibilidad, por lo que, por ejemplo, se adaptarán las condiciones de la línea de préstamos del Plan de Reindustrialización modificando a la baja los tipos de interés de los préstamos (0,1% para pymes y 0,19% para las grandes empresas, el primer año), y ampliando los conceptos elegibles a las inversiones y retroactividad para los proyectos iniciados desde el 1 de marzo de 2020.

La renovación del parque de vehículos también incluye la renovación de la flota de vehículos de la Administración General del Estado por vehículos con etiqueta 'Cero' y el despliegue de infraestructura de recarga de vehículo eléctrico.

El sector ve el plan como un "paso hacia delante"

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha asegurado que el plan de impulso al sector de la automoción para recuperarse tras la crisis del coronavirus muestra que España es un país que "lucha" por mantener la industria automovilística.

Así lo ha señalado De los Mozos en el acto de presentación de este plan, al que también han asistido, entre otros, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez; el director general de Aedive, Arturo Pérez de Lucia; la presidenta de Sernauto, María Helena Antolin; el secretario general de la federación Estatal de Industrias de CC.OO., Agustín Martín, y el secretario general de la federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, Pedro Hojas.

En este contexto, desde Anfac han lamentado el "fuerte" impacto que el Covid-19 tuvo en la industria, por lo que ha destacado la importancia de este plan, que da respuesta, a su juicio, a la necesidad de renovación del parque de vehículos español y a impulsar las ventas de coches eléctricos.

De los Mozos también ha agradecido que el plan apoye la inversión industrial de los procesos y acelere la digitalización del sector, "manteniendo a las personas en el centro".

Sin embargo, ha subrayado que, a partir de ahora, será importante una ejecución "sencilla y rápida" del las medidas, para activar cuanto antes el mercado y la producción de automóviles en el territorio nacional.

"De cara al futuro solo hay una palabra que nos puede hacer cambiar y es la competitividad. Y por eso nuestra visión no cambia a pesar de que hoy en Europa los mercados redujeron sus ventas un 50%", ha añadido De los Mozos, quien ha asegurado que hay que adaptar las actuaciones a corto plazo para salir de la crisis, por lo que ve "muy positivamente" el plan presentado.

Por su parte, desde la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Pérez ha asegurado que esta plan dará "buenas noticias" al sector en los próximos meses. Así, ha agradecido al Ejecutivo de Pedro Sánchez la presentación de este paquete de medidas, que busca proteger el empleo.

"Este plan refuerza nuestro compromiso con el medioambiente. Pedíamos un plan ordenado y justo y contiene ambos ingredientes", ha subrayado Pérez.

Para él, el impulso "decidido" a los vehículos eléctricos con el incentivo a la compra de coches y al desarrollo de la infraestructura de recarga se une a los incentivos a la adquisición de "modernos" modelos de gasolina y de diésel.

También la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) se ha mostrado a favor de este paquete de medidas, por ser muy "potente" y porque tendrá "efectos positivos" en el sector.

En este sentido, Antolin ha subrayado que este plan es una palanca "muy efectiva" para que el sector avance en la transición tecnológica y ecológica, ya que incentivar la innovación de procesos empujara, a su juicio, la transición a través del desarrollo de nuevas tecnologías y permitirá traer más modelos a España.

"Estamos realmente convencidos de que se trata de una medida muy potente y con efectos positivos varios", ha reivindicado Antolin.

También para el director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive), Arturo Pérez de Lucia, este plan es una "declaración de principios" y una "clara" visión hacia dónde va la movilidad en España.

Así, ha asegurado que es un "paso hacia delante" y en la "senda correcta" para impulsar una movilidad más "coherente" y más "competitiva" con una mirada al vehículo "eléctrico, compartido y conectado".

Por su parte, desde CC.OO. su secretario general de la Federación Estatal de Industrias, Agustín Martín, ha celebrado el plan para el sector, y ha pedido a los fabricantes que se comprometan con los trabajadores y con la sociedad para mantener el empleo.

En el mismo sentido se ha mostrado el secretario general de la federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, Pedro Hojas, que ha destacado que el Gobierno "ha respondido", por lo que, a su juicio, es el momento de las empresas para que inviertan y se comprometan con los puestos de trabajo.

El Gobierno destinará 3.750 millones de euros al plan de apoyo al automóvil presentado este lunes, que contará con financiación para la renovación del parque de vehículos, con incentivos especiales para los modelos eléctricos.

Conversaciones: