Híbridos y Eléctricos

ELECTRIFICARÁ TODOS LOS MODELOS

Los planes de electrificación de Mini van más allá del Mini Cooper S E eléctrico

Un directivo de BMW revela que Mini apostará por electrificar todos sus modelos, crear una nueva plataforma independiente y construir coches eléctricos en China para después exportarlos.

El 12% de las ventas del Mini Countryman son para el modelo Plug-in Hybrid.
El 12% de las ventas del Mini Countryman son para el modelo Plug-in Hybrid.

Peter Schwarzenbauer ha sido el encargado de liderar las marcas Mini y Rolls-Royce dentro del Grupo BMW durante los últimos seis años. Sus aciertos lo han llevado, empezando desde inicios del presente mes, a formar parte de la junta directiva de BMW en una etapa de transición en la que el fabricante bávaro se enfrenta al reto de electrificar sus marcas y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

Entre sus últimas tareas antes de jubilarse el próximo otoño está la de supervisar el lanzamiento del nuevo Mini Cooper S E, la versión eléctrico del coche compacto de origen británico. Sobre este lanzamiento y sobre otros aspectos de la electrificación del Grupo BMW ha hablado Scharzenbauer en declaraciones a Autonews.

Acerca de la fecha exacta del lanzamiento del Mini eléctrico, que precisamente coincide con el 60 aniversario de la marca, Schwarzenbauer ha confirmado que la construcción del Mini Cooper S Electric arrancará durante la segunda mitad de 2019 en la planta británica de Oxford y se comercializará desde principios de 2020. Preguntado sobre las características técnicas que tendrá el coche eléctrico, Schwarzenbauer ha preferido reservar los detalles para la presentación del mismo, que tendrá lugar antes del Salón de Frankfurt 2019 (12 al 22 de septiembre).

Sobre la posible transformación de la marca en puramente eléctrica, tal y como anunció Smart, Schwarzenbauer afirma que “la movilidad eléctrica encaja perfectamente con nuestros clientes urbanos y de mente abierta”, algo que confirma “el éxito del Mini Countryman PHEV, el cual registra el 12% de las ventas globales del modelo”. En cambio, el directivo asegura que “desconocemos con qué velocidad se extenderá la movilidad eléctrica, por lo que es muy importante dejar esta opción (la de eliminar los motores de combustión) completamente abierta”. Mientras tanto, “todos los modelos de Mini se ofrecerán con una variante electrificada”.

Cabe recordar que Mini firmó el pasado año un acuerdo con el fabricante chino Great Wall para fabricar vehículos eléctricos en el Gigante Asiático. De la producción del Mini eléctrico en China, Schwarzenbauer opina que los modelos fabricados allí no tienen porqué ser exclusivos para el mercado local, sino que “existe una opción de exportarlos, ya que esos coches han sido diseñados parea ser vendidos también fuera de China”. En cuanto a la plataforma desarrollada con su socio chino, el directivo del Grupo BMW considera que “no será la única plataforma eléctrica”, sino que “también veremos coches eléctricos de Mini construidos sobre una plataforma distinta de BMW”.

Conversaciones: