Híbridos y Eléctricos

NO SEGUIRÁ LOS PASOS DE NIKOLA O RIVIAN

Una vez lanzado el Polestar 2, la compañía sueca valoría su entrada a Bolsa

Así lo dice el propio CEO de la compañía que adelanta que su objetivo sería entrar en Bolsa de la manera más segura, después de comercializar el Polestar 2.

Polestar 2 entregado al primer cliente.
Polestar 2 entregado al primer cliente.

Los planes de la compañía sueca, propiedad de la china Geely y a su vez de Volvo, a la que debe su origen, pasarían por adentrarse en el mercado bursátil a corto o medio plazo. Asi lo declararían el CEO de la compañía, aunque, como es debido y lógico, todo ello dependiendo de cómo trascienda la comercialización de su nuevo coche eléctrico, el Polestar 2.

Semanas atrás os contábamos cómo se habían sucedido las primeras entregas en Suecia de los nuevos Polestar 2 a los primeros y afortunados clientes de la marca nórdica. Continuar con el asentamiento del Polestar 2 como berlina eléctrica de referencia en Europa sería el principal cometido de Polestar a corto plazo, si bien admiten que llevan tiempo con la idea realizar una oferta pública para iniciar su capitalización en bolsa.

Destinado a Europa, China y Estados Unidos, el Polestar 2 tiene fijado su objetivo en fabricar 50.000 unidades durante cada año de los primeros compases de vida de la berlina eléctrica. Sería una vez que haya alcanzado su madurez comercial, como un producto ya asentado en el mercado, cuando Polestar propiciaría su entrada a Bolsa a través de una primera oferta pública de acciones. Y apunta directamente el director ejecutivo de Polestar, Thomas Ingenlath, que estarían siguiendo los pasos más fiables a largo plazo, no tomando así el ejemplo de Nikola, Lordstown o Fisker, que son públicas antes de haber lanzado un producto fiable al mercado, o mejor dicho, antes de haber lanzado un producto al mercado.

"No se trata de visión a corto plazo, tenemos ambición a largo plazo. Veamos donde estamos dentro de un año.", decía Ingenlath, que admite que el cometido del Polestar 2 en Europa no sólo es competir contra el Model 3 y eléctricos similares, sino también convencer y robar clientes que se planteen la compra de un Mercedes o BMW con motores de combustión interna.

El Polestar 2 se vendería en los que la compañía llama Espacios Polestar, haciendo al cliente partícipe de una nueva manera de entender la entrega de un coche eléctrico nuevo. También en las próximas semanas empezarán a entregarse las primeras unidades de su híbrido enchufable de lujo y altas prestaciones, el Polestar 1, que lo conocemos desde 2017, pero hasta ahora no hemos sabido nada de comercializaciones, aunque sí podemos ya configurarlo en la web de Polestar, junto a su hermano de gama, el Polestar 2.

 

Conversaciones: