Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE LA SIGUIENTE GENERACIÓN

El Porsche Cayenne también podría convertirse en un coche eléctrico

La próxima generación del Porsche Cayenne, que llegará alrededor de 2025, podría ser completamente eléctrica.

El Porsche Cayenne también podría ser eléctrico.
El Porsche Cayenne también podría ser eléctrico.

Después de que Porsche confirmase los lanzamientos del Taycan para finales del presente año, el Taycan Cross Turismo para 2021 y la versión eléctrica del Macan no mucho más tarde, el fabricante de Stuttgart se está planteando llevar al mercado un Porsche Cayenne eléctrico de baterías. “Por supuesto que estamos discutiendo la posibilidad de electrificar el Cayenne”, reconoció Wolfgang Butschek, jefe de ventas y marketing en Porsche, ”estamos haciendo lo mismo con todos y cada uno de los coches que fabricamos”.

El nuevo rumbo de Porsche tiene su origen en las presiones que recibe en distintos mercados, como es el caso de China, uno de sus principales destinos y el mayor mercado de vehículos eléctricos. Esto está llevando a la marca plantearse la electrificación de un gran número de vehículos de su gama. “Muchos mercados están pidiendo más coches eléctricos, pero nuestra estrategia es desarrollar tres tipos de sistemas propulsores: de gasolina, híbridos enchufables y eléctricos” al mismo tiempo, declaró.

Por su parte, el CEO Oliver Blume también reconoció que hablaron acerca de qué sistema propulsor emplearía la próxima generación del Porsche Cayenne, asegurando que “es un tema para la próxima década”. Según el medio británico Autocar, la decisión de lanzar o no al mercado un Cayenne eléctrico depende en gran medida del nivel de desarrollo de las baterías de iones de litio al que se haya llegado para 2025, que es cuando la actual generación tiene su fecha de vencimiento. Este matiz implica directamente que Porsche necesitará tener unas baterías de nueva generación, con mayor densidad energética, más ligeras y capaces de ofrecer más autonomía a un precio competitivo respecto a las celdas de iones de litio que están actualmente en el mercado.

Configuración para uso diario del PB18 e-tron

Audi quiere lanzar un deportivo eléctrico inspirado en el PB18 e-tron con baterías de estado sólido.

Con este fin, las baterías de estado sólido en las que han invertido Porsche y Audi, las marcas que lideran el I+D de este elemento en el Grupo Volkswagen, serían una solución plausible que eliminaría la mayoría de los factores limitantes que tienen los vehículos eléctricos de hoy en día, como los tiempos de carga y la autonomía. Estos factores toman una relevancia todavía mayor cuando hablamos del Cayenne, un SUV prémium de grandes dimensiones y ostensiblemente pesado que requerirá de grandes cantidades de energía para ofrecer a los clientes una conducción dinámica y una autonomía capaz de ofrecer viajes de larga distancia.

Podría seguir los pasos del Porsche Macan

Para entonces, la próxima generación del Porsche Cayenne habrá adaptado sus motores a la nueva normativa de emisiones Euro 7, con lo que el SUV de mayor tamaño podría seguir los pasos del más pequeño, el Macan, que será 100% eléctrico. La estrategia de Porsche contemplaría un periodo de convivencia entre motores térmicos y eléctricos de unos 2 o 3 años para más tarde dejar la propulsión de baterías como única opción. Blume dijo al respecto que “en algunos mercados hay demanda de coches eléctricos en la actualidad, pero en otros todavía queda camino por recorrer porque la infraestructura no está preparada”.

Conversaciones: