Híbridos y Eléctricos

HABLA SOBRE SU APUESTA EN ELECTRIFICACIÓN

Porsche no ve buena opción los coches de hidrógeno: «la eficiencia neta es muy pobre»

El jefe de I+D de Porsche, Michael Steiner, ha hablado de la electrificación de la marca y sobre por qué no le parece buena opción a Porsche la tecnología de los coches de hidrógeno, a pesar de sus ventajas.

Porsche Taycan, el primer coche eléctrico de Porsche
Porsche Taycan, el primer coche eléctrico de Porsche

La electrificación ha llegado para quedarse, también en fabricantes con la enjundia y el pedigrí deportivo de Porsche. En su país natal, Alemania, uno de cada cinco Porsche vendidos ya está electrificado (entre híbridos enchufables y el Taycan eléctrico) y los planes de la marca pasan por aumentar esta proporción. El jefe de investigación y desarrollo de Porsche ha concedido una entrevista a Autonews en la que ha hablado, entre otras cosas, de los desafíos de la electrificación y sobre por qué no ven buena opción los coches de hidrógeno con pila de combustible.

El hidrógeno no es para Porsche por su escasa potencia y «muy pobre» eficiencia

Aunque los coches de hidrógeno presentan numerosas ventajas frente a los coches eléctricos de batería, como una mayor autonomía y menores tiempos de repostaje, también tienen inconvenientes considerables a día de hoy. Y, para Porsche, pesan más estos últimos en vista a las declaraciones de su máximo responsable de I+D, Michael Steiner.

Preguntado sobre este tipo de propulsión, Steiner asegura que la tecnología de los coches de hidrógeno (la pila de combustible) no casa con Porsche, al menos a día de hoy. Primero, por la escasa potencia de la pila y sus consecuencias: según Steiner, «la potencia típica de una pila es de aproximadamente 100 kW [136 CV], por lo que si quieres más potencia, se necesita añadir una batería grande». Y eso se traduce en más espacio necesario para su instalación, y mayor peso. 

Por otro lado, Porsche ve una desventaja importante en la eficiencia neta general del hidrógeno. Es decir, la eficiencia total si tenemos en cuenta todo el proceso desde que se consigue el hidrógeno hasta que se utiliza para mover el vehículo. El directivo alemán califica como «muy pobre» la eficiencia energética neta de esta tecnología, ya que se necesita mucha energía para, primero, extraer el hidrógeno; después, distribuirlo; y después, convertirlo de nuevo en electricidad en la pila de combustible del coche.

Porsche quiere una plataforma específica para sus deportivos eléctricos

Michael Steiner también ha tenido tiempo para hablar sobre la electrificación de sus modelos más deportivos, que de momento parece ir a un ritmo más pausado. Aunque el Grupo Volkswagen tiene numerosas plataformas específicas para los modelos eléctricos de todas sus marcas, incluyendo los de más alta gama, todo apunta a que Porsche desarrollará una arquitectura específica para electrificar completamente modelos como los 718 Cayman y 718 Boxster.

La plataforma SPE, de la que supimos por primera vez en 2018, servirá para los deportivos eléctricos de Porsche, Audi e incluso Lamborghini, y tiene el objetivo de combinar un bajo centro de gravedad del vehículo y una posición de conducción lo más baja posible. Este último es un requisito indispensable en cualquier deportivo que se precie como tal, y fundamental en los descapotables (en los que no conviene asomar la cabeza por encima del parabrisas).

Según Steiner, «los conductores de un 911 o un 718 quieren sentarse lo más cerca posible de la carretera» y, aunque los eléctricos tienen un centro de gravedad muy próximo al suelo gracias a la ubicación de las baterías, es importante que el conductor también vaya sentado lo más abajo posible. Sin embargo, y aunque reconoce «querer desarrollar una plataforma de este tipo», el Grupo todavía no ha tomado una decisión final sobre este asunto.

Conversaciones: