Híbridos y Eléctricos

L-CHARGE

Llega a España el primer cargador móvil ultrarrápido para coches eléctricos

L-Charge pone en marcha en Madrid el primer servicio de recarga móvil ultrarrápida de vehículos eléctricos del mundo, mediante cargadores alimentados por hidrógeno o GNL.

Llega a España el primer cargador móvil ultrarrápido para coches eléctricos

La empresa británica L-Charge anuncia el inicio de su actividad comercial en la Unión Europea. Las primeras ciudades que tendrán acceso al nuevo servicio a partir de este mismo mes de noviembre son Madrid, Ámsterdam y Colonia.

El fabricante de cargadores de vehículos eléctricos L-Charge ha anunciado el inicio de su actividad comercial, su servicio de recarga móvil ultrarrápida de vehículos eléctricos, en tres ciudades europeas: Madrid, Ámsterdam y Colonia. El primer lanzamiento tendrá lugar en Madrid el 21 de noviembre. El inicio de su actividad comercial en Ámsterdam y Colonia está previsto para principios de diciembre de este año. La empresa hace un llamamiento a todo el mundo para que se adhiera al servicio durante el periodo de descuento del primer mes con un precio de carga de sólo 10 céntimos por kWh en cualquier momento y lugar.

L-Charge es una empresa mundial que desarrolla y produce puntos de recarga de vehículos eléctricos sin conexión a la red, que funcionan con GNL, hidrógeno o una mezcla de ambos. Su furgoneta de carga móvil incorpora una minicentral eléctrica a bordo que utiliza dichos combustibles para producir electricidad, lo que le permite circular libremente por la ciudad y que se le llame cuando se necesite, a través de una aplicación, de la misma manera que un taxi. También es posible reservar y asignar la furgoneta de carga móvil al lugar que te resulte más conveniente.

La furgoneta de carga móvil proporciona una carga súper rápida: del 0% al 80% en 10-20 minutos. Y una estación móvil L-Charge puede cargar 24 coches eléctricos al día. Asimismo, la empresa anunció que llevará a cabo una gira por toda Europa para comprobar el mercado y la demanda in situ en las zonas y ciudades más problemáticas.

El generador móvil de L-Charge permite cargar un coche eléctrico del 0% al 80% en 10-20 minutos

"Esperamos que nuestro servicio haga más cómoda la vida de los propietarios de vehículos eléctricos. En el primer mes, tienen una oportunidad para cargar por un precio de ganga de sólo 10 céntimos por kWh. Esto es algo crucial hoy en día, ahora que los precios de la electricidad se están disparando. Nuestra solución móvil podría resolver dos problemas a la vez: la ampliación de la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos y darles un repiro tanto a electricidad como a los propietarios de vehículos", afirma Justin Tarr, vicepresidente de L-Charge.

L-Charge ya ha realizado una prueba masiva de su cargador en Europa para medir la demanda en ciudades con falta de infraestructura para vehículos eléctricos o en las que el suministro de energía es débil.

La compañía está especializada en la fabricación de cargadores para vehículos eléctricos. Tiene su sede en Reino Unido y las plantas de producción en los países bálticos. Una particularidad de los cargadores móviles de L-Charge es su capacidad para convertir el funcionamiento del motor de gas natural a hidrógeno (siempre que haya hidrógeno disponible). En su funcionamiento con hidrógeno, los cargadores móviles no emiten CO2. Dependiendo de la situación, pueden funcionar al 100% con hidrógeno, con una mezcla de hidrógeno y metano, o sólo con metano (gas natural).

Conversaciones: