Híbridos y Eléctricos

PARA AMBOS NEGOCIOS

Por primera vez en su historia, Tesla puede conseguir todas las baterías que necesita

Martin Viecha, vicepresidente de Tesla, ha dicho que Tesla tiene acceso a todas las baterías que necesita por primera vez en su historia, tanto para su negocio de coches eléctrico como el de baterías estacionarias (Powerwall y Megapack).

Tesla podría instalar su propia fábrica de tratamiento de níquel en Indonesia
Por primera vez en su historia, Tesla puede conseguir todas las baterías que necesita

La siguiente afirmación suena extraña en los tiempos que corren y con la situación que han venido atravesando las cadenas de suministro, pero Tesla puede conseguir actualmente todas las baterías que necesita por primera vez en la historia de la compañía, según ha anunciado Martin Viecha, vicepresidente de relaciones con los inversores de Tesla.

A lo largo de la historia de Tesla, ha habido una situación que se ha repetido una y otra vez: los cuellos de botella en la producción, que impedían incrementar el ritmo de fabricación. A eso ha habido que añadir, de vez en cuando, las limitaciones propias de la cadena de suministro. Los problemas en la cadena de suministro se agravaron especialmente a consecuencia de la pandemia: tras el parón de la actividad mundial, había poca disponibilidad de barcos mercantes, se disparó el coste del transporte marítimo y conseguir materias primeras primas se convirtió en una tarea más difícil que nunca.

Especialmente crítico ha sido el suministro de baterías, que dependen de multitud de materias primas, algunas de ellas escasas y muy costosas. El cobalto, el manganeso o el litio para las celdas; o el aluminio para las carcasas que protegen las celdas son sólo algunos de ellos. Todos los fabricantes sin excepción han tenido problemas para conseguir baterías en un momento u otro, y para todos ellos ha resultado más caro. 

Ahora, sin embargo, Tesla vive un momento único en su historia: por primera vez en su trayectoria como fabricante de vehículos eléctricos, la compañía que dirige Elon Musk tiene acceso a todo el suministro que necesita, según dijo este pasado lunes Martin Viecha en un evento organizado por Goldman Sachs en San Francisco: «es la primera vez que recuerdo que podemos acceder a todo el suministro que necesitamos para ambos negocios».

Cuando dice «ambos negocios», Viecha se refiere a los coches eléctricos y a las baterías estacionarias, los Powerwalls y Megapacks. Durante bastante tiempo, Tesla tuvo que limitar la producción de baterías estacionarias para hogares e instalaciones industriales para priorizar la producción de baterías destinadas a sus coches eléctricos. Ahora, gracias al acceso a un mayor número de celdas de batería, Tesla ha conseguido un récord de producción tanto de Powerwalls como de Megapacks. Al mismo tiempo, Tesla está fabricando más coches eléctricos que nunca en su historia.

El mayor suministro de baterías se debe fundamentalmente a los acuerdos alcanzados con algunos de los mayores fabricantes de baterías del mundo. Además de su histórica asociación con Panasonic, con quien Tesla fabrica baterías conjuntamente en la Gigafactoría de Nevada, en los últimos meses la compañía estadounidense ha alcanzado acuerdos con CATL -el mayor fabricante de baterías del mundo- y con LG Energy Solutions.

El objetivo de estos acuerdos no es otro que asegurarse el suministro de baterías, un aspecto crítico para todos los fabricantes de vehículos eléctricos. Aunque Tesla quiere fabricar sus propias baterías, de momento necesita proveedores externos. Las ya famosas celdas 4680 prometen muchas ventajas, incluidos menores costes de producción, pero no están exentas de problemas. Además, Tesla planea incluso controlar las materias primas más importantes desde la propia mina.

Martin Viecha también advirtió que la cadena de suministro tendrá que seguir creciendo a un ritmo récord para apoyar a la industria del coche eléctrico: «Esta es la parte más importante de cómo esta industria puede crecer en el futuro. Si la industria puede multiplicarse por 10 a partir de ahora, la cadena de suministro tendrá que hacerlo también».

Conversaciones: