Híbridos y Eléctricos

SUV ELÉCTRICOS

Primeros detalles sobre el Range Rover Evoque eléctrico y del próximo Discovery Sport

En una entrevista concedida al Autocar, el CEO del grupo Jaguar-Rover ha dejado entrever los primeros atisbos de la plataforma que dará sustento a los próximos Range Rover Evoque y Land Rover Discovery eléctricos.

Range Rover Evoque.
Range Rover Evoque.

Que el futuro de Jaguar-Land Rover estará plenamente electrificado se trata de un hecho confirmado oficialmente por el propio consorcio. Mientras que la popular firma de todoterrenos británica se dará algo más de margen para ejecutar su electrificación, Jaguar ya ha anunciado que para 2025 se habrá convertido en una firma exclusivamente de coches eléctricos. No obstante, Land Rover ya ha dejado entrever los primeros atisbos de las próximas generaciones del Ranger Rover Evoque y del Land Rover Discovery Sport, los dos coches que conforman la entrada a sus respectivas gamas.

Aunque ambos estén basados sobre la misma plataforma y compartan de manera intensiva tecnología y soluciones, el Range Rover Evoque es planteado como un coche mucho más exclusivo y prémium que el Discovery Sport, más enfocado a un uso práctico y fuera de asfalto.

Sobre los dos modelos objetos de estas líneas el fabricante ha desvelado ya los primeros datos relativos a sus próximas generaciones, siendo la revista Autocar la beneficiaria en primera instancia de esta información gracias a una entrevista que han hecho a Thierry Bolloré, CEO del grupo donde ambas firmas militan.

De entre todo lo revelado por el directivo a Autocar, tal vez lo más significativo ha sido lo desvelado en torno a la base sobre la que ambos modelos se asentarán. Se trata de la plataforma EMA, una plataforma fruto de una inversión de 10.000 millones de libras y parte de un plan que se irá desempeñando hasta 2026. Está diseñada para albergar trenes de potencia completamente eléctricos y "avanzados sistemas de asistencia a la conducción", así como una conectividad ampliada.

Range-Rover-Evoque-PHEV-2020-portada1200

Range Rover Evoque híbrido enchufable de la actual generación.

También, gracias a que se trata de una plataforma de corte más simple y que conlleva un entresijo técnico menos complejo, debería ayudar a la firma a dejar atrás una etapa en la que los problemas de fiabilidad la han castigado severamente en el ámbito comercial. El mismo CEO comentó meses atrás que esto podría estar costando a Jaguar-Land Rover unas 100.000 ventas al año.

Ambos modelos, pues, parecen destinados a ser los dos primeros coches eléctricos que se basen sobre esta nueva plataforma, y cuya fecha de llegada debería darse en torno a 2024.

Sin embargo la EMA también es capaz de soportar motores térmicos, aunque como comentado por la revista británica, se trataría de motores térmicos de pequeño tamaño, pues su función es complementar a un paquete de baterías de tamaño relativo gran tamaño que será el que dé mayor rango de uso a estos dos SUV electrificados. La EMA, pues, es una plataforma de tipo patinete está concebida para dar cabida a un paquete de baterías de gran tamaño bajo el piso de la carrocería, ya sea para dar energía a un coche 100 % eléctrico o a coches híbridos de rango extendido.

En uno de los últimos actos del grupo británico de cara a sus inversores, dejó saber que su intención es "racionalizar" el uso de los motores térmicos dentro del grupo, apuntando a que diésel y gasolina puros se verán sustituidos por coches eléctricos de rango extendido o híbridos de gran autonomía, una solución muy similar a la vista en Mazda con el MX-30, que dispone de un motor rotativo a modo de extensor de rango, mientras que el tren de potencia eléctrico es el principal protagonista. 

Es de esperar que conforme avance el año la firma revele más pistas acerca de sus SUV y todoterrenos, así como que Jaguar empiece a ejecutar su electrificación, pues con 2025 como fecha tope, los primeros pasos de la firma del felino hacia la electrificación total se antojan inminentes

Conversaciones: