Híbridos y Eléctricos

LA PRODUCCIÓN POR ELECTROLISIS REBAJA SU COSTE EN UN 33%

La producción de hidrógeno, cada vez más económica

ITM Power ha anunciado un importante avance en la eficiencia de la producción de hidrógeno por electrolisis que permitirá generar combustible a la mitad de coste comparado con el diesel.

La compañía británica ITM Power ha revelado importantes avances en la eficiencia de la producción de hidrógeno que facilitarán, un poco más si cabe, la llegada del automóvil propulsado por pila de hidrógeno. Según las cifras facilitadas por ITM, la producción de hidrógeno mediante este sistema de electrolisis facilitará un combustible que tendrá un coste por kilómetro de aproximadamente la mitad que tiene el diesel, siempre basándose en cifras británicas de costos y precios.

Según el informe que llega desde el Green Car Congress, ITM Power ha mejorado la técnica de producción del hidrógeno sustancialmente hasta reducir los costes de obtención notablemente en el presente año. El sistema por electrolisis empleado por la energética británica se basa en un proceso químico en el que intervienen electrodos, agua y electricidad junto con otros elementos para obtener el hidrógeno puro de la inagotable H2O. Se trata de un complejo proceso en el que no vamos -ni podemos- entrar en detalles.

Técnica a parte, los resultados obtenidos por la electrolisis de ITM son excepcionales: la compañía asegura que el coste de la producción de hidrógeno se consigue reducir en un 33%, cifra que se reduce a un notable 23% si introducimos la variable de la amorticación del equipo. Para el estudio de la viabilidad del nuevo combustible, ITM ha utilizado un Hyundai ix35 a pila de hidrógeno como mula de pruebas, obteniendo unos resultados claramente excepcionales.

El Hyundai ix35 utilizado en el estudio ofrece una autonomía de 596 kilómetros con un tanque completamente lledo de hidrógeno líquido. El crossover, utilizando hidrógeno como combustible, ofrece un coste de desplazamiento de apenas 11 céntimos de euro por kilómetro recorrido, aproximadamente la mitad que el mismo kilómetro empleando diesel británico como combustible y, por supuesto, sin emitir un solo gramo del nocivo CO2 a la atmósfera.

 

Conversaciones: