INDUSTRIA

PSA: "La producción de coches eléctricos tendrá su impacto"

El director para la región europea del grupo PSA, Maxime Picat, ha valorado el impacto del vehículo eléctrico en la industria y ha admitido que el eléctrico es "el siguiente paso" en el sector de la automoción.

Maxime Picat, director para la región europea del grupo PSA
Maxime Picat, director para la región europea del grupo PSA

El grupo automovilístico francés PSA ha pedido "calma" y "reflexión" acerca de la expansión del vehículo eléctrico y, aunque ha admitido que esos vehículos son "el siguiente paso" en el sector de la automoción, ha alertado contra posibles "cambios rápidos que la industria no pueda asumir".

Así lo ha manifestado el director para la región europea del grupo PSA, Maxime Picat, en unas jornadas organizadas por el diario 'Faro de Vigo' con motivo del 70 aniversario de la Zona Franca. En su intervención, Picat ha recordado que la multinacional tiene prevista la electrificación de todos sus vehículos en los próximos años, pero ha hecho un llamamiento a la "calma" porque la producción de coches eléctricos "también tendrá su impacto".

Cuestionado por los participantes en la jornada acerca del futuro de los coches eléctricos, ha señalado que "hay que caminar hacia la reducción de emisiones a nivel global" y, tras la apuesta por el diésel, que "ya no sirve", "el siguiente paso" son los coches eléctricos. "Pero pedimos una reflexión, para estar seguros del camino a seguir y de las decisiones tecnológicas que tomamos", ha apostillado.

En esa línea, Maxime Picat ha apuntado que los coches eléctricos son "caros" y que cabría preguntarse, a ese respecto, "si todos los ciudadanos europeos podrán comprarse un coche". "Además, si forzamos un cambio rápido, quizá la industria no pueda asumirlo. Habría que ver si ese cambio tendría que ser soportado por las empresas, por las administraciones o por los ciudadanos", ha añadido.

Baterías para coches eléctricos

El director de la región Europa de PSA también se ha referido a otra cuestión, vinculada a la producción de coches eléctricos, como es la producción de baterías para esos vehículos. Según ha precisado, el grupo PSA desarrolla esta tecnología "a nivel interno" y, dado que habrá versión eléctrica o híbrida de todos los coches, todas las plantas deberán tener "capacidad" para montar esas baterías.

Con respecto a la posibilidad de que pudiera haber una planta de producción de baterías en Galicia (iniciativa que ya se intentó hace unos años de la mano de Mitsubishi) para proveer a PSA, Maxime Picat se ha limitado a constatar que el constructor "necesitará un lugar en España donde montar las baterías".

Aumentar calidad y exigencia

Durante su intervención, Picat se ha referido a los "retos" de futuro de PSA y, en concreto de la planta de Vigo, de la que ha elogiado su "notable flexibilidad", y ha destacado que se ha convertido en un centro "referente desde el punto de vista de los costes de producción". "La planta de Vigo recobrará sus valores históricos gracias a los lanzamientos de los próximos años", ha aseverado.

No obstante, ha incidido, hay que "seguir adelante" y "aumentar el nivel de exigencia y de calidad", en proyectos como los nuevos modelos K9 (furgonetas) y V20 ('todocaminos'), "para garantizar la satisfacción del cliente y proteger el futuro de la empresa".

"Es imperativo seguir desarrollando la eficiencia del clúster local", ha señalado, en alusión a la red gallega de proveedores, y ha apostado por consolidar la implantación de la 'industria 4.0'. Asimismo, ha apuntado que la producción de varios vehículos en una misma plataforma beneficiará también a la industria de componentes, y ha asegurado que PSA compartirá con estas empresas su tecnología.

Deslocalización

Finalmente, con respecto a la deslocalización de empresas del sector hacia el Norte de África o o Portugal, Maxime Picat ha afirmado que no debe verse como una "amenaza" sino como una "oportunidad", que obliga a la industria a "mejorar de forma más rápida y ágil".

"La mejor manera de defender el territorio es crear juntos condiciones para fortalecer la competitividad", ha señalado, y ha añadido, con respecto a la fábrica de Vigo: "el mejor futuro es que produzca mejores coches a menor precio, y para eso hace falta que la planta y los proveedores sean cada vez más competitivos".

Conversaciones: