Híbridos y Eléctricos

EN ESTADOS UNIDOS

Ya se pueden vender coches eléctricos sin pedales ni volante: llega la conducción autónoma de verdad

La NHTSA de Estados Unidos ha modificado su reglamente para permitir que los fabricantes puedan entregar vehículos eléctricos y autónomos que no incluyan en la cabina ni pedales ni volante.

NHTSA entrega vehiculos sin volante ni pedales eeuu
Tesla Model 3 sin volante: Elon Musk quieren un sistema de conducción autónoma que podría manejar el coche por cualquier parte del mundo.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA) ha dado un giro fundamental a su reglamento que favorece de manera importantísima el desarrollo de la conducción autónoma. A partir de ahora los fabricantes podrán entregar vehículos eléctricos con tecnología autónoma que no incorporen en su interior dispositivos tradicionales como el volante y los pedales. Hasta ahora, estos eras obligatorios puesto que para realizar las pruebas de campo en zonas abiertas limitadas siempre es necesario que un conductor humano pueda intervenir directamente utilizando estos controles.

Hasta ahora, las normas de seguridad han obligado a los fabricantes de automóviles a entregar cada uno de los vehículos de pasajeros que salían de sus fábricas con diferentes características de seguridad, entre las que se incluyen el volante y los pedales, de manera que de esa forma se convierten en vehículos de calle completamente legales. Se trata de una regulación simple y obvia, que resulta anecdótica en el caso de los vehículos convencionales, pero que tiene menos sentido con la llegada de la conducción autónoma y de los vehículos sin conductor.

La columna de dirección, que desciende desde el volante hasta la parte interior del capó y el propio volante que se sitúa sobre ella ocupan un espacio que en un coche, que no precisa de este elemento para ser conducido, puede ser aprovechado para otra función. Lo mismo ocurre con los pedales que suponen un obstáculo importante para lograr un suelo plano completo en el interior del habitáculo.

Con el aumento de los proyectos y las pruebas de vehículos de transporte sin conductor en las carreteras de Estados Unidos como por ejemplo Waymo en Arizona y California, o Cruise también California, se han hecho necesarios algunos ajustes a estas regulaciones. Varias empresas, como General Motors o Tesla, han dejado en claro que tienen la intención de producir vehículos dotados de sistemas de conducción autónoma de Nivel 5, que no precisan conductor ni elementos de control en el interior de la cabina. Ahora con la nueva regulación, no tendrán problemas en producirlos, y entregarlos en Estados Unidos.

cruise-general-motors-coche-autonomo-lidar
n 2018, GM presentó un Bolt EV sin volante con la esperanza de poder implementar en él la Cruise Automation y crear una flota de taxis autónomos

Según informa la agencia Reuters, el cambio de normativa oficial de la NHTSA emitido el jueves modifica “las reglas finales que eliminan la necesidad de que los fabricantes de vehículos automatizados equipen vehículos totalmente autónomos con controles de conducción manuales para cumplir con los estándares de choque”.

La regla se aplica, por lo tanto, a todos aquellos vehículos que se construyan desde cero para convertirse en autónomos. Con la apertura de esta “puerta” los fabricantes podrán a ampliar sus opciones para crear vehículos con interiores mejor diseñados, más prácticos y más adecuados al uso al que se van a dedicar, en lugar de jugar con las restricciones que impone habilitar vehículos ya diseñados como ocurre con el Bolt EV, el jaguar I-Pace o el Pacificia.

En 2018, GM presentó un Bolt EV sin volante con la esperanza de poder implementar en él la Cruise Automation y crear una flota de taxis autónomos. En 2019, Tesla presentó un Model 3 sin volante enfocado al futuro autónomo de sus coches eléctricos, aunque, obviamente, nunca se convirtió en una realidad.

Cruise y Waymo si tienen servicios de conducción autónoma aprobados para operaciones comerciales en secciones geovalladas de algunas ciudades. Todos estos vehículos, actualmente se manejan automáticamente pero son al menos supervisados por conductores humanos que necesitan volantes y pedales.

Tesla está adoptando un enfoque diferente, centrado en el objetivo ofrecer un sistema de conducción autónoma que podría manejar el coche por cualquier parte del mundo. El fabricante afirma también que todos los vehículos que se entregan hoy ya tienen implementado todo el hardware necesario para lograr ese objetivo con actualizaciones de software.

Conversaciones: