Híbridos y Eléctricos

HACIA UN MODELO DE AVIACIÓN MÁS SOSTENIBLE

Reaction Engines y Rolls-Royce se alían para el desarrollo de sistemas híbridos

Rolls-Royce y Reaction Engines anuncian un acuerdo de colaboración estratégica en busca de un modelo de avación más sostenible en el que la electricidad toma parte del protagonismo en sus planes.

Colaboración entre Reaction Engines y Rolls-Royce
Colaboración entre Reaction Engines y Rolls-Royce

Al igual que sucede en tierra en diversos sectores, el sector aeroespacial parece que seguirá los pasos de la electrificación parcial. En pro de ello, las compañías británicas Rolls-Royce y Reaction Engines, que hasta ahora han estado colaborando en el desarrollo y fabricación de motores de reacción, han anunciado que alargarán su alianza para, además de seguir trabajando con los motores de reacción, desarrollar una tecnología más sostenible gracias al uso de sistemas híbridos eléctricos.

La colaboración entre Reaction Engines y Rolls Royce lleva ya dos años de andadura, y es gracias al buen desempeño de ambas compañías y los buenos resultados obtenidos en esta corta pero fructuosa relación, por lo que han alargado su acuerdo de colaboración, con el objetivo de además de proseguir con los motores de reacción bajo sus planes, que incluso en una primera fase llegaron a trabajar juntas para el Ministerio de Defensa del Reino Unido, diseñando y llevando a cabo experimentos con maquinaria avanzada, dar un paso más allá en busca de un modelo de aviación más sostenible.

Ahora, los planes pasarían por empezar a trazar una estrategia tecnológica más eficiente, en la que el primer paso pasa por la electrificación parcial. Mientras que en pequeños aeroplanos la electrificación total sí es posible, como en la avioneta eléctrica Pipistrel Velis Electro, dada la liviandad de la que gozan y que las distancias a recorrer no suelen extenderse más allá de la hora de vuelvo, los planes para las aeronaves más pesadas, en el futuro, pasarían por la hibridación de sus sistemas.

En el comunicado de prensa, Mark Thompson, director global de estrategia de negocio de Rolls-Royce comentaba: "Las habilidades de gestión térmica de Reaction Engines, sumadas a nuestro conjunto de tecnologías y saber hacer existentes, nos ayudarán aún más a medida que exploramos oportunidades en la aviación supersónica e hipersónica. Sobre la base de nuestras muchas décadas de innovación, también exploraremos el uso de la tecnología de motores de reacción en nuestras turbinas de gas aeroespaciales y su posible aplicación en futuros sistemas de propulsión híbrida-eléctrica."

Por lo que la electricidad, según las declaraciones de Mark Thompson, estaría destinada a trabajar en conjunto con los motores de reacción en esta colaboración en busca de la máxima eficiencia posible. Por tanto, y resumiendo, los tres principales objetivos de la colaboración pasaría por revisar la eficiencia de sus actuales motores, después mejorar la capacidad de vuelo de aviones supersónicos e hipersónicos y después centrarse en el desarrollo de energías más sostenibles para un modelo de aviación más eficiente.

Para la electrificación parcial tal vez encuentren en Oxis Energy un aliado dentro de sus fronteras, ya que la empresa tecnológica británica habría sido capaz de extraer más de 240 kilómetros de autonomía de vuelo en la eColt de Texas Aircraft Manufacturing, gracias al uso de una batería de alta densidad energética que sustituiría el litio por azufre.

Conversaciones: