Híbridos y Eléctricos

POR ELECTREON Y ENBW

La recarga inalámbrica y dinámica, a prueba en una carretera alemana

El proyecto, ubicado en la ciudad de Balingen y financiado por el gobierno alemán, alimentará un autobús eléctrico público que realizará recorridos con pasajeros en un tramo de un kilómetro.

proyecto piloto recarga inalambrica estatica dinamica alemania
El tramo de un kilómetro de longitud se desplegará en dos fases: la primera de 400 metros, en la que se incluyen dos estaciones estáticas, y la segunda de 600 metros.

La empresa Electreon implementará su tecnología en el primer proyecto de recarga inalámbrica dinámica y estática en una carretera pública alemana.

La carga dinámica tiene un gran potencial para cambiar totalmente la movilidad eléctrica, tal y como se entiende hoy en día. Una infraestructura de carga inalámbrica proporcionaría un flujo constante de energía a los vehículos eléctricos que la recorren, lo que eliminaría la necesidad de transportar una batería de gran capacidad. Así, disminuye el peso del vehículo y la necesidad de materiales, lo que los hace más sostenibles y económicos.

Para completar las dos fases en los que se dividirá el trabajo, se ha asociado con EnBW, un proveedor de infraestructura de recarga para vehículos eléctricos, que, además, es la tercera empresa energética de Alemania

El proyecto se hace real

La iniciativa se llevará a cabo en la ciudad de Balingen. Allí, Electreon desplegará un kilómetro de carretera bajo la que instalará una tecnología denominada Electric Road System (ERS), que alimentará un autobús eléctrico público que realizará su ruta habitual con pasajeros reales. El sistema se apoyará en dos estaciones de carga estáticas cuya ubicación se determinará en función de sus paradas durante su horario operativo.

Bajo el pavimento, se instalará un sistema de bobinas de cobre que crean un campo magnético al hacer pasar por ellas una corriente eléctrica. Así se induce otro campo magnético en la bobina situada en la parte baja del vehículo, que, a su vez, crea una corriente eléctrica que alimenta la batería y la recarga. La tecnología se implementará en dos fases. En la primera se desplegará durante 400 metros junto a las dos estaciones de carga estática. En la segunda, se ampliará en otros 600 metros

La carga inalámbrica se basa en el principio físico de la inducción electromagnética
La tecnología de recarga inalámbrica y dinámica necesita un sistema de bobinas doble, uno en el pavimento y otro en el vehículo.

Antecedentes de la iniciativa

Este proyecto es la continuación de otro piloto, también implementado por Electreon, que concluyó con éxito en la ciudad de Karlsruhe. Allí se instaló una carretera electrificada en el centro de capacitación de EnBW. Como parte del acuerdo del proyecto en Balingen, la empresa recibirá hasta 3,2 millones de euros destinados a desplegar la infraestructura de carga inalámbrica dinámica y estática.

Según Maximilian Arnold, supervisor del proyecto en la División de Investigación de EnBW, sus objetivos son que “la carga inalámbrica sea técnicamente adecuada para el transporte público alemán. También se incluye convencer a las autoridades, a los gestores de redes de energía, a los operadores de autobuses y al público en general”.

Andreas Wendt, director ejecutivo de Electreon Germany, afirma, además, que se ha logrado el desarrollo y uso de una herramienta que ayudará a los planificadores de transporte público a saber dónde instalar la infraestructura inductiva para una ciudad o región específica. “Esperamos que este sea el comienzo de muchos más proyectos en carreteras públicas y privadas en Alemania”, concluye.

Conversaciones: