Híbridos y Eléctricos

LOS NUEVOS DIRIGIBLES

El renacimiento de los dirigibles está aquí y será completamente eléctrico

Los antiguos dirigibles que a todos se nos vienen a la cabeza, por su propia concepción, eran más parecidos a un globo aerostático. Ahora, casi un siglo después, volverán a sobrevolar los cielos con una mecánica mucho más eficiente y silenciosa.

dirigible-electrico_portada
El renacimiento de los dirigibles está aquí y será completamente eléctrico

Los dirigibles, aquellos monstruos que surcaban nuestros cielos durante la primera mitad del pasado siglo XX. Con ellos se abrió una nueva forma de desplazamiento que poco a poco quedó relegada a momentos concretos de festejos o eventos. Ahora los dirigibles podrían volver, pero alterando radicalmente la energía que los mueve, tornando la vista hacia una mecánica mucho más eficiente y, sobre todo, cero emisiones. 

Su nombre es Airlander 10, creación de Hybrid Air Vehicles, y tiene el honor de portar el galardón de ser la aeronave más grande del mundo. Tiene una longitud total de casi 100 metros y un diseño muy particular, pues visto de lado parece un dirigible al uso, pero si lo miramos desde la zona trasera o delantera veremos como en realidad monta un fuselaje más parecido a unir dos de estos aparatos, de ahí que coloquialmente se le conozca como “culo volador”. En un principio el diseño que iba a presentar sería más convencional, pero una vez se realizaron los desarrollos pertinentes para equipar motores eléctricos, debieron modificarlo hasta alcanzar la estética que vemos hoy. 

El Airlander 10 lleva varios años de ingeniería sobre su espalda. En el año 2016, el prototipo con el que se trabajaba sufrió un accidente aéreo al fallarle los motores. Aquello no tuvo mayores problemas, pues por la propia concepción del aparato, el descenso fue relativamente suave. Más tarde, la compañía retiró el prototipo dañado para retomar el desarrollo algunos pasos más atrás. Y fue durante el pasado año 2020 cuando por fin pudimos ver algunas pruebas de vuelo real.

Después de casi un año y medio sin noticias sobre su evolución, por fin tenemos novedades y son más que interesantes, pues hacen especial hincapié en su movilidad. El intenso retraso que ha sufrido el desarrollo de esta aeronave lo ha provocado principalmente unos problemas de estabilidad y resistencia al aire, los cuales ya se han solventado por completo. Los prototipos que vimos años anteriores montaban motores de combustión al uso, como los que se instalan en los aviones comerciales que todos conocemos. Pero ahora con el nuevo desarrollo ejecutado, se ha optado por la movilidad híbrida o puramente eléctrica.

dirigible-electrico-01

Dirigible Airlander 10.

Por las propias declaraciones de Collins Aerospace los prototipos anteriores fueron destinados a pulir el diseño de la aeronave, y ahora una vez ese primer campo se ha completado, llega la hora de encarar un nuevo reto, el de los motores que se instalarán en él. Su motor eléctrico ha completado su desarrollo en el Centro de Excelencia de Sistemas de Motor y Controles Electrónicos en Solihull, Reino Unido. Para llevar a cabo esta segunda fase se han invertido un total de 18 millones de dólares. 

El motor eléctrico, llamado E-HAV1, tiene una potencia de 500 kW y se espera que, además de en el Airlander 10, se comercialice para instalarse en otras aeronaves. El primer dirigible completamente funcional esperan lanzarlo en un plazo máximo de tres años. Este tendrá una propulsión híbrida, garantizando así una correcta funcionalidad con autonomía y potencia a cambio de reducir considerablemente la cantidad de emisiones, pues se espera que emita apenas un 10 % de lo que expulsa un avión comercial actual. La variante completamente eléctrica llegaría al mercado en el año 2030, una vez estuviese completado el desarrollo necesario de dichos motores. Su velocidad máxima será de 130 kilómetros por hora, y a aunque aún desconocemos muchos de sus datos de prestaciones, la compañía Hybrid Air Vehicles espera fabricar 12 unidades anualmente. 

El interior dará cabida a 100 personas con un nivel de lujo y distinción como pocas aeronaves proporcionan a día de hoy. Su cabina de pasajeros está rodeada por una enorme superficie acristalada, lo que redunda en una luminosidad y visibilidad exterior incomparable. Esperamos que su desarrollo finalmente llegue a buen puerto, y en apenas unos años veamos este gigante del cielo sobrevolando nuestras ciudades. 

Conversaciones: