Híbridos y Eléctricos

SEGÚN EL CEO DE POLESTAR

"La revolución de la movilidad eléctrica debe basarse en la realidad, no en sueños"

Polestar sigue su estrategia de mostrarse como una firma de coches eléctricos de tecnología punta, pero ante todo transparente. Y es que según señala el CEO de la marca sueca, no se deberían usar los coches eléctricos como reclamo con el fin de atraer inversiones.

PolestarSHAS2021ThomasIngenlath(2)
Thomas Ingenlath junto al Polestar 2 eléctrico.

Declaraciones como las del titular de este artículo son las que están llevando al CEO de Polestar, Thomas Ingenlath, a protagonizar varias entradas en medios relativos al mundo del motor. Y es que el alto cargo de la marca de coches eléctricos sueca es de los que más apunta a la falta de transparencia de muchos de sus contrincantes a la hora de abordar la movilidad eléctrica.

Esta vez el director ejecutivo de Polestar ha dejado reflejadas sus declaraciones en un comunicado oficial de la firma en el que deja claro que da la bienvenida a todo fabricante que quiera adentrarse en lo que denomina "la revolución de la movilidad eléctrica", pero insta a las empresas que lo hagan a ser consecuentes y transparentes con sus movimientos, y critica a quienes los usan de escaparate para gozar de una imagen limpia y de empresa puntera, pero que aún no los han comercializado.

“Francamente, me sorprende que haya compañías que valen miles de millones de dólares y nunca hayan fabricado un automóvil. Me gustaría decir hoy claramente que la revolución de la movilidad eléctrica debe basarse en la realidad, no en los sueños", comentaba Ingenlath.

Si bien no menciona explícitamente a ningún fabricante en concreto, es fácil adivinar que se refiere a empresas emergentes como Lucid Motors, Rivian, y Lordstown, que llevan un largo periodo de mejoras en sus vehículos y anuncios de incluso entradas a Bolsa, pero que siguen sin poner ningún producto en el mercado.

El ejemplo que más claro puede ser, sin embargo, es el de Nikola Motors. Una empresa que siguiendo la estela de Tesla consiguió que sus acciones en Bolsa tuvieran una buena cotización, e incluso llegó a un suculento acuerdo con General Motors antes de entrar en un oscuro periodo a causa de unos informes sacados a la luz por Hindenburg Research.

Gama de Polestar en el Salón de Shanghái.

Stand de Polestar en el Salón de Shanghái.

Seguía diciendo el directivo sueco: "Estas poderosas tendencias significan que la industria automotriz está ahora en posición de hacer la contribución positiva y significativa al cambio climático en la historia. Por supuesto, queremos hablar de crecimiento. Pero con eso no me refiero al crecimiento de los niveles de inversión, las valoraciones o los múltiplos de precio-beneficio. Me refiero a un crecimiento real. Crecimiento en los consumidores que cambian a vehículos eléctricos y aumento de las emisiones nocivas que se erradican".

Comentaba también el directivo sueco que la industria se está acercando a un punto de inflexión clave en lo que se refiere a adquisición de conocimientos y la relación directa de esto con los precios de todo vehículo eléctrico, por lo que pronto, dice, lo veremos reflejado en los productos.

Las declaraciones de Ingenlath salen a la luz días después de que Polestar diera a conocer que había recaudado un total de 550 millones de euros a través de una ronda de recaudación con inversores privados, ya que la compañía se sigue mostrando reacia a adentrar en el mercado bursátil sin tener una gama completa de coches eléctricos a la venta.

Conversaciones: