Híbridos y Eléctricos

RÉCORD MUNDIAL

Con 412 km/h, el Rimac Nevera es oficialmente el coche eléctrico más rápido del mundo

El superdeportivo eléctrico croata ha superado todas las expectativas. En una reciente prueba de velocidad el Rimac Nevera ha alcanzado los 412 km/h, superando al Bugatti Veyron y sus 407 km/h alcanzados en 2005.

Rimac-Nevera-Top-Speed-Record-16
El Rimac Nevera se corona como el superdeportivo eléctrico más rápido del mundo

El Rimac Nevera es, oficialmente, el coche eléctrico más rápido del mundo. El modelo creado por la compañía automovilística Rimac, ha obtenido esta condecoración en las últimas horas. Este hito se ha llevado a cabo sobre una unidad matriculada y totalmente de serie (solo se eliminó el limitador de velocidad), por lo que el logro es aún más mayúsculo y demuestra que la empresa croata se encuentra a un nivel tecnológico por encima de su competencia. 

El superdeportivo que ha alcanzado esta velocidad era conducido por Miro Zrnčević, el piloto de pruebas de Rimac, y se ha llevado a cabo en Automotive Testing Papenburg, un trazado oval ubicado en Alemania. Esta pista es famosa por su doble recta de más de 4 kilómetros cada una. Sobre el mismo asfalto se han dado otros récord de velocidad, como algunos protagonizados por Bugatti, la ahora firma hermana de Rimac. 

Para la prueba, el superdeportivo eléctrico fue configurado en modo “velocidad máxima”. Con ello se consigue reducir la resistencia al aire cerrando algunas de sus entradas aerodinámicas, mientras que elementos como el alerón trasero se adecúan para favorecer la velocidad al mismo tiempo que garantiza la estabilidad del coche. 

Según los datos aportados por la propia compañía, el modelo inició la marcha y consiguió salir del primer peralte a una velocidad de 250 km/h para encarar la recta en la que, antes del final, ya había logrado la esperada cifra de 412 km/h. Dicha velocidad fue firmada por un dispositivo GPS de alta precisión Racelogic V-Box. 

Para poner en contexto la cifra alcanzada, el Rimac Nevera ha superado los 407 km/h que alcanzó el Bugatti Veyron en 2005 y que lo hizo coronarse como el coche más rápido del mundo en aquel momento. No obstante, el actual récord del mundo lo ostenta el Bugatti Chiron Super Sport 300+ y sus 490 km/h que alcanzó en 2019. 

El piloto que llevo a cabo este hito, Miro Zrnčević, también es el jefe de pruebas y desarrollo de Rimac. Después de realizar la proeza, expresó su entusiasmo con una trivialidad que no deja de ser sorprendente: “Alcanzar los 412 km/h significa viajar a un tercio de la velocidad del sonido”. El responsable se declaraba muy emocionado ya que “he conducido un Nevera desde que giró una rueda por primera vez, por lo que alcanzar este hito es un momento realmente emotivo”. 

El responsable hace mención de que durante la prueba pudo darse cuenta de lo estable que es el coche a esa velocidad, algo que, según él, “confirma que nuestros equipos de aerodinámica y dinámica del vehículo han hecho un trabajo increíble”. El superdeportivo eléctrico de producción mejoró su eficiencia aerodinámica en un 34% con respecto al prototipo presentado por la compañía años atrás, el Rimac Concept Two. 

Rimac-Nevera-Top-Speed-Record-10
La velocidad máxima alcanzada fue de 412 km/h

Los neumáticos con los que el Nevera alcanzó el récord eran unos Michelin Cup 2R revisados convenientemente por un técnico de Michelin antes de iniciar la marcha. El Rimac Nevera, como ya hemos mencionado, eliminó el limitador de velocidad para poder alcanzar su velocidad máxima natural. “Esto es algo de lo que pueden disfrutar los clientes en eventos especiales bajo supervisión del equipo de Rimac y en condiciones controladas”. En modelo, con el limitador de velocidad activado, alcanza una velocidad máxima de 352 km/h

Este no es el único récord que ya ostenta el Rimac Nevera, puesto que en 2021 confirmó que es el coche eléctrico de producción con la aceleración más alta del mundo. Es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en menos de 2 segundos, concretamente en 1,97 segundos, mientras los 300 km/h los alcanza en tan solo 9,3 segundos. El cuarto de milla (402 metros) los culmina en apenas 8,6 segundos.

Conversaciones: