Híbridos y Eléctricos

40.000 UNIDADES ANUALES

Silence quiere fabricar el pequeño coche eléctrico biplaza de SEAT en Barcelona

Silence podría acabar ocupando parte de las instalaciones que Nissan dejará este año en Barcelona a causa de las 40.000 unidades anuales que SEAT necesitará de su futuro coche eléctrico.

Coche eléctrico de Silence de pruebas.
Coche eléctrico de Silence de pruebas.

Como bien sabemos, las catalanas SEAT y Silence gozan de una estrecha relación comercial, pues a través de la división de movilidad eléctrica urbana, SEAT Mó, la firma española comercializa el scooter eléctrico Silence S01 bajo el nombre de SEAT Mó 125. Esta relación, según da a conocer La Tribuna de la Automoción, podría dar lugar a un segundo producto que Silence se encargará de fabricar para SEAT.

Como meses atrás apuntamos desde Híbridos y Eléctricos, Silence lleva ya mucho tiempo trabajando en el desarrollo de un coche eléctrico de reducido tamaño cuyo principal objetivo es servir como medio de transporte urbano. Un coche urbano cuyo hipotético nombre de momento se cree que será Silence S04, y que aparentemente ya se fabrica en un reducido volumen de producción en las instalaciones de Silence (tan reducido como una unidad al día, según la fuente).

Con la entrada de SEAT en juego, sin embargo, las pretensiones del pequeño coche eléctrico que está en proyecto se multiplican, pues el volumen que SEAT prevé en primera instancia es mucho mayor de lo que la propia Silence es capaz de abastecer, por lo que la compañía de movilidad eléctrica debería ampliar sus instalaciones. Algo que puede afectar la proceso de reindustrialización de la Zona Franca de Barcelona.

Según comentan desde el medio español, SEAT necesitará de unas 40.000 unidades anuales de este pequeño coche eléctrico que está desarrollando Silence, a lo que además habrá que sumar las unidades que demande la empresa energética Acciona para su división de movilidad compartida, que a su vez es uno de los mayores accionistas de Silence.

silence-seat-1920x1280

Carlos Sotelo, CEO de Silence, y el director de Seat Mó, Lucas Casasnovas, con la SEAT Mó 125.

En base a lo que apuntamos anteriormente, el coche eléctrico que llegará al mercado bajo las firmas tanto de Silence como hipotéticamente de SEAT, confiará su esquema técnico en una base derivada de sus motos eléctricas, las S01 y S02.

Si bien es cierto que no se trata de un aspecto confirmado, en la unidad que fue fotografiada de pruebas por la Zona Franca de Barcelona (con las instalaciones de Nissan curiosamente al fondo de la misma fotografía) se podía apreciar una configuración de llantas distintas en ambos ejes, dejando entrever que efectivamente el coche eléctrico podría tomar los dos motores eléctricos de tipo wheel-hub de las motos eléctricas para sumar una potencia que ronde los 20 CV totales y poder lograr así una velocidades máximas superiores a los 80 kilómetros por hora.

Aunque de momento Silence no ha hecho público ningún comunicado, en base a lo que sabemos hasta ahora la fecha de presentación del coche eléctrico no debería estar demasiado lejos, por lo que podríamos conocerlo incluso antes de finales de este mismo año.

Conversaciones: