EN 10 PAÍSES EUROPEOS

Shell se une a la red de puntos de carga Ionity con 80 estaciones

Shell ha anunciado un acuerdo con algunos de los fabricantes de automóviles más importantes del mundo para ofrecer puntos de carga rápida en 80 estaciones de servicio.

Shell se une a la red de puntos de carga Ionity con 80 estaciones
Shell se une a la red de puntos de carga Ionity con 80 estaciones

La compañía energética Shell ha anunciado un acuerdo con algunos de los fabricantes de automóviles más importantes del mundo para ofrecer puntos de carga rápida en sus estaciones de servicio repartidas en 10 países de Europa. El grupo anglo-holandés se ha unido de este modo al operador de puntos de carga Ionity, el más importante de Europa gracias al respaldo que recibe por parte de Ford, BMW, Daimler y Volkswagen.

Como fruto de este acuerdo, Shell instalará puntos de carga en 80 de sus estaciones de repostaje más importantes a lo largo de todo el continente europeo. Los puntos de carga que se instalarán como parte del acuerdo con Ionity tendrán la capacidad de recargar la batería de un coche eléctrico en un plazo de entre cinco y ocho minutos, triplicando de esta manera la velocidad a la que se cargan los coches a día de hoy. Cada uno de los nuevos puntos de carga ofrecerá una capacidad de 350 kilovatios, cifra que supera con creces los 50kW que solemos encontrar hoy en día.

Las 80 estaciones de servicio Shell que se incorporan al programa Ionity instalarán una media de 6 puntos de carga. Los países seleccionados por la compañía para disfrutar de esta infraestructura son Bélgica, Francia, Holanda, Austria, República Checa, Hungría, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia y Reino Unido. La red Ionity, anunciada hace unas semanas y de la que Shell ahora formará parte, contará con 400 estaciones de recarga de alta velocidad en 2020.

Últimamente Shell se ha mostrado especialmente interesada en el desarrollo de la infraestructura para el coche eléctrico, donde ve una importante fuente de negocio en los años venideros. Tanto es así que su anterior movimiento fue la compra de The New Motion, el operador de puntos de carga más importante de Europa, que contabiliza una red de 80.000 estaciones. Aunque los últimos informes auguran continuidad en la demanda de petróleo, Shell está haciendo importantes inversiones en energías renovables como parte de sus planes para adaptarse a los cambios que presenta la industria de las energías. 

Conversaciones: