Híbridos y Eléctricos

SUV ELÉCTRICO Y CONECTADO

Smart prepara un SUV eléctrico del segmento B para 2022 y se fabricará en China

Mercedes-Benz y Geely acordaron crear una empresa conjunta con la que dar un soplo de aire fresco a Smart, que ahora ya piensa en relanzar la marca con un nuevo SUV eléctrico del segmento B.

Gama de modelos smart EQ eléctricos
Gama de modelos smart EQ eléctricos

Hace ahora poco más de un año, Mercedes-Benz (Daimler) y Geely llegaron a un acuerdo para establecer una empresa conjunta que relanzase la marca Smart. Bajo el abrigo de sus nuevos copropietarios chinos, Smart tiene previsto lanzar una nueva generación de coches eléctricos, y uno de los más importantes será un nuevo SUV eléctrico. 

El primer anuncio de acuerdo entre Mercedes y Geely se anunció en marzo de 2019, aunque no fue hasta el pasado mes de enero cuando se completó esta nueva asociación. Ambas compañías crearon una empresa conjunta (joint-venture, en inglés), participada al 50%, para relanzar la marca Smart, manteniendo en el enfoque en los coches eléctricos y urbanos.

A mediados de año Smart presentará los nuevos EQ Fortwo y EQ Forfour eléctricos, pero la novedad quizá más importante llegará más adelante. Y es que, para 2022, está previsto que la compañía presente un nuevo SUV eléctrico del segmento B que estrenará una nueva generación de modelos eléctricos en la marca. Este nuevo SUV da un paso adelante respecto a sus hermanos actuales, creciendo en tamaño para llegar a uno de los segmentos con más filón actualmente.

Esta nueva generación de modelos Smart estará diseñada por Mercedes-Benz, mientras que la ingeniería y el desarrollo será trabajo de Geely. Se fabricarán en China para todo el mundo, y el objetivo es aumentar el volumen de fabricación y ventas para conseguir mayor rentabilidad, para lo cual será fundamental emplear una plataforma modular que sirva como base para varios modelos diferentes. 

Meses atrás, desde Mercedes apuntaban que convertirse en una marca exclusivamente de coches eléctricos fue un paso valiente y los Smart habían cosechado buena satisfacción entre sus clientes, pero no habían conseguido ser rentables económicamente. En Estados Unidos, Smart decidió pasarse al 'todo eléctrico' en 2017, antes que en Europa, pero los resultados fueron negativos.

De momento se conocen pocos datos más sobre este nuevo modelo, que no obstante seguirá teniendo un enfoque algo más premium que sus rivales, un diseño original característico de la marca y lo último en materia de conectividad.

Conversaciones: