Híbridos y Eléctricos

BERLINA ELÉCTRICA

Sony comienza a probar su coche eléctrico, el Vision-S, y anuncia nuevos detalles

Sony ha comenzado a probar el Vision-S, su coche eléctrico y autónomo, en carreteras públicas y pistas privadas de Austria, y nos ha enseñado dos vídeos en los que también nos avanza algunos detalles nuevos sobre el modelo.

Sony Vision-S
Sony Vision-S

Cuando Sony presentó el año pasado en el CES 2020 su particular coche eléctrico y autónomo, el Sony Vision-S, hubo quien pensó que se trataba de un proyecto conceptual que probablemente no llegaría a más. Y no es que Sony sea precisamente una empresa pequeñita con pocos recursos, pero hacer un coche desde cero no es cosa menor. Sin embargo, la compañía tecnológica japonesa parece que va en serio y ha publicado un vídeo probando el coche por carreteras públicas europeas y anunciando también nuevos detalles del modelo.

Con la enorme carga tecnológica de los coches modernos más avanzados, lo que hace unos años hubiera parecido impensable se plantea una realidad: Apple está avanzando en su coche eléctrico y el avanzado Sony Vision-S ha comenzado con las primeras pruebas por carretera. En un par de vídeos (en japonés con subtítulos en inglés), Sony nos ha enseñado, por un lado, las pruebas en carreteras de Graz (Austria), donde tienen su centro de ingeniería, y por otra parte, nuevos detalles del coche.

El diseño se mantiene prácticamente igual que el prototipo presentado el año pasado. Sin embargo, y aunque sigue siendo un coche en una fase de pruebas temprana, ya se han hecho algunos cambios a nivel tecnológico. Por ejemplo, Sony asegura haber aumentado a 40 el número de sensores para la conducción autónoma desde los 33 anunciados, aunque no especifica de qué tipo son. No obstante, sabemos que el prototipo equipa LiDAR y sensores de imagen CMOS y ToF.

El «diseño orientado al software» al que Sony hace referencia ya dice mucho sobre el enfoque de este coche, en el que quieren destacar la experiencia de usuario entendida desde el punto de vista tecnológico. Según las imágenes del vídeo, la interfaz humano-máquina del vehículo parece contar con reconocimiento facial, reconocimiento de gestos y de voz. También hay imágenes térmicas de la cabina, aunque desconocemos su posible aplicación.

En el vídeo también aparecen jugando a 'Little Big Planet' con un mando de Play Station en el sistema de infoentretenimiento del coche, que contará con una gran pantalla panorámica (realmente serán cinco pantallas unidas) a lo largo del salpicadero. Lógicamente, el apartado de la conectividad, las comunicaciones, la inteligencia artificial y los servicios en la nube jugarán un papel muy importante en este coche. 

Un detalle curioso que aparece en un momento del vídeo tiene que ver con la autonomía. Un empleado de Sony está manejando la aplicación de móvil vinculada al coche, y aparece una autonomía de 93 kilómetros para un 30 % de batería restante. Haciendo el cálculo, nos está hablando de una autonomía de 310 kilómetros con la batería completamente cargada, aunque desconocemos las condiciones en que se ha calculado el consumo medio (y por tanto la autonomía), o si se trata de la batería que montará finalmente el coche de producción.

Todavía no sabemos cuándo saldrá a la venta, con qué precio ni qué autonomía tendrá. Otros detalles sí fueron publicados el año pasado: el prototipo del Sony Vision-S mide 4,89 metros de largo, pesa 2.350 kilos y monta dos motores eléctricos (uno en cada eje) con 540 CV de potencia total, que le permiten hacer el 0-100 km/h en sólo 4,8 segundos. Y aunque algunas fuentes cercanas aseguran que Sony quiere lanzar el coche al mercado lo antes posible, desde la compañía no han confirmado nada de manera oficial. 

Conversaciones: