Híbridos y Eléctricos

Sostiene Greenpeace que pueden reducirse más las emisiones

Y afirma, que para la industria del automóvil emisiones de CO2 inferiores a 80 g/km para el año 2020 en Europa son posibles.

FOTO: GREENPEACE

Y afirma, que para la industria del automóvil emisiones de CO2 inferiores a 80 g/km para el año 2020 en Europa son posibles.

Cree además que los actuales objetivos de reducción global de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE para 2020 son sustancialmente insuficientes y  pide que se establezca también un objetivo para 2020 más ambicioso para la limitación de las emisiones de los vehículos de lo actualmente planteado en el Reglamento Europeo, hasta 80 g de CO2/km.


ANTECEDENTES

En abril de 2010, la CE propuso una estrategia europea sobre los vehículos limpios y energéticamente eficientes. Reconoció que "unos objetivos ambiciosos de emisiones serán cruciales en el impulso de las innovaciones a largo plazo y se tendrá en cuenta su contribución para lograr el nivel de reducción global de gases de efecto invernadero necesarias en el sector del transporte".

Los primeros estudios que la Administración llevó a cabo sobre la viabilidad de llegar a 95g de CO2/km se han centrado en la mejora de la tecnología como única forma de lograr la reducción, haciendo caso omiso de otros medios tales como la reducción de las prestaciones y una transición hacia automóviles más pequeños. Como era de esperar, se han identificado los 85 g de CO2/km como "el objetivo máximo posible bajo la hipótesis del estudio" (AEA 2009: 23).

Para contrarrestar esta información, Greenpeace ha encargado un estudio alternativo independiente que demuestra la viabilidad de alcanzar un objetivo aún más ambicioso de 80 g de CO2/km para 2020.

Todo ello se puede conseguir gracias a diferentes combinaciones de mayores mejoras en la eficiencia de los modelos de combustión interna, downsizing, vehículos híbridos, vehículos eléctricos cargados con energías 100% renovables.

 

HOJA DE RUTA PROPUESTA POR GREENPEACE

1. Una elevada proporción de coches híbridos (75%) combinada con un porcentaje reducido de coches eléctricos (5%) y la variantes ambientales como la serie BlueMotion (20%) en el parque global de los nuevos vehículos vendidos en 2020 permitiría a los fabricantes de automóviles alcanzar el objetivo mediante modelos que desarrollan las prestaciones de los vehículos actuales y mediante
segmentación del mercado.

2. Un aumento en la proporción de vehículos eléctricos en el parque de un 25%, entre todos los automóviles vendidos en 2020.

3. Una combinación de limitación de velocidad máxima, moderación del peso y baja aceleración

4. Una transición en un mercado dirigido hacia coches más pequeños y más ligeros, incluyendo subcoches (coches de baja capacidad y tamaño muy pequeño), como los Microcar M. Go

Para promover cualquiera de las cuatro vías es imprescindible que la UE incluya en el Reglamento 443/2009/EC un objetivo de 80 g de CO2/km, cuando se realice su próxima revisión. Sin embargo, para las últimas tres opciones, según Greenpeace, la UE puede empezar ya a encaminar sus acciones durante su próxima reunión adoptando las siguientes medidas adicionales:

  • Establecer un límite de velocidad máxima para los motores de los vehículos que garantice que las mejoras en eficiencia de los vehículos no se vean parcialmente anuladas por un aumento en las prestaciones.
  • Revisar la normativa de homologación, en particular el anexo II de la Directiva 2007/46/CE, para tener en cuenta nuevos segmentos futuros como los subcoches.
  • Promover zonas de emisiones cero en las ciudades.

 

¿QUÉ DEBERÍA HACER LA UE?

  • Abolir la asignación de supercréditos de CO2 para las denominadas “ecoinnovaciones y vehículos de emisiones ultra bajas” que actualmente permite la legislación, lo que garantizaría que los objetivos de reducción de CO2 se cumplan de verdad.
  • Acelerar la introducción de mejoras en los test de prueba de los vehículos para reflejar mejor las condiciones reales de conducción10.
  • Fortalecer la Directiva 1999/94/CE sobre el etiquetado de vehículos para promover una mayor conciencia pública sobre el impacto de los vehículos sobre el clima e incentivar las opciones menos contaminantes.
  • Introducir el uso de indicadores de consumo energéticos (kWh/km) para los vehículos en lugar de relativos a las emisiones (g de CO2/km) en las normativas en materia de eficiencia energética en los vehículos. De esta forma los indicadores serían independientes de la tecnología del vehículo.

 

RECOMENDACIONES DE GREENPEACE

A la Comisión Europea:

  • Considerar objetivos inferiores a 95 g de CO2/km en su labor preparatoria para la próxima revisión del Reglamento 443/2009/EC.
  • Adelantar el calendario de la revisión para asegurar la previsibilidad para la industria.
  • Asegurarse de que se eliminen los supercréditos para las denominadas ecoinnovaciones o vehículos de emisiones ultra bajas.


A los gobiernos nacionales de la UE:

  • Apoyar a un objetivo de reducción de las emisiones a 80 g de CO2/km desde ahora hasta 2020 para los nuevos vehículos vendidos en Europa, como parte de la revisión del Reglamento 443/2009/EC.
  • Apoyar a un objetivo de reducción de CO2 de 125 g de CO2/km para 2020 para las furgonetas nuevas vendidas en Europa.
  • Establecer la legislación nacional sobre las flotas de la Administración Pública que requieran niveles de emisión inferiores a los 80 g de CO2/km en cada vehículo.

 

ADEMÁS…

 Recuerda la organización otras formas de alcanzar la sostenibilidad:

1. Reducir la necesidad de desplazamiento.
2. Favorecer los modos de transporte más eficientes.
3. Incrementar la eficiencia de todos los vehículos, no sólo los automóviles.
4. Aplicar al transporte el concepto de “quien contamina paga”.
5. Menos infraestructuras y mejor ordenación del territorio.

Conversaciones: