Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE 2025

Stellantis se garantiza el sulfato de níquel para las baterías de sus coches eléctricos durante cinco años

El grupo automovilístico refuerza su estrategia de electrificación con un acuerdo con la empresa finlandesa Terrafame que le garantiza el suministro de sulfato de níquel bajo en carbono que necesita para sus baterías de sus coches eléctricos hasta el año 2030.

stellantisatces2022_1-61c1e2898470e_61c2ef2ad1605
El acuerdo se inscribe dentro de la fuerte estrategia de industrialización de Stellantis.

El pasado 18 de enero, Stellantis N.V. y Terrafame Ltd. anunciaron la firma de un acuerdo de suministro de sulfato de níquel para baterías de vehículos eléctricos. A partir de 2025, la empresa finlandesa suministrará al grupo automovilístico sulfato de níquel durante los cinco años de duración del acuerdo.

Esta alianza se enmarca dentro de la agresiva estrategia de electrificación de Stellantis y cubrirá una parte significativa de las necesidades de níquel sostenible de origen regional. “Seguimos construyendo una nueva cadena de valor global con socios de Clase A para apoyar nuestra estrategia global y avanzar en nuestro compromiso de liderar la lucha del sector contra el cambio climático, alcanzando cero emisiones netas de carbono para 2038, por delante de nuestra competencia”, ha señalado Carlos Tavares, CEO de Stellantis.

unnamed(57)
Los logos de las dos compañías.

Dare Forward 2030

Como parte de su plan estratégico Dare Forward 2030, Stellantis ha anunciado sus planes para que el 100% de los turismos que venda en Europa y el 50% de los turismos y light-duty trucks que venda en los Estados Unidos sean vehículos eléctricos de batería (BEV) para 2030.

Para ofrecer una movilidad limpia, segura y asequible, Stellantis tiene previsto invertir más de 30.000 millones de euros hasta 2025 en proyectos de electrificación y desarrollo de software y se propone ser un 30% más eficiente que el resto del sector en gasto total en bienes de capital (Capex) e I+D frente a ingresos.

Huella de carbono mínima

Terrafame, por su lado, opera una de las plantas químicas de baterías más grandes del mundo para baterías EV en Finlandia. Con un proceso de producción integrado que comienza en su propia mina y termina con productos químicos de batería en un centro industrial, la producción de Terrafame es totalmente rastreable.

terrafame-akkukemikaalitehdas
La huella de carbono del sulfato de níquel producido por Terrafame (en la imagen, vista general de su planta) es de las más pequeñas de la industria. 

Además, debido a la tecnología de producción única, la huella de carbono del sulfato de níquel producido por la firma finlandesa se encuentra entre las más pequeñas de la industria. “La cooperación con líderes de la industria como Stellantis refuerza la posición de Terrafame como proveedor de productos químicos para baterías destinadas a la industria automovilística europea”, señala Joni Lukkaroinen, CEO de la compañía. “Vivimos tiempos difíciles y es evidente que existe una fuerte demanda de compuestos químicos para baterías producidos de forma sostenible y transparente y fabricados en Europa, para Europa. Estamos orgullosos de poner nuestro granito de arena para descarbonizar la movilidad en el continente y aumentar la eficiencia de la industria automotriz europea”.

Conversaciones: