Híbridos y Eléctricos

DECLARACIONES DE UN MINISTRO ITALIANO

Stellantis construirá en Italia su tercera fábrica de baterías y España es la gran perjudicada

El ministro de Industria itailano, Giancarlo Giorgetti, ha declarado en una reciente entrevista que el gobierno de Italia y Stellantis están «muy cerca» de firmar el acuerdo para construir una nueva fábrica de baterías en Térmoli.

Stellantis logo
Stellantis construirá su fábrica de baterías en Italia y España es la gran perjudicada

El ministro de Industria del gobierno de Italia, Giancarlo Giorgetti, ha anunciado que próximamente se firmará el acuerdo entre su gobierno y Stellantis para la construcción de una nueva fábrica de baterías en territorio italiano.

En una reciente entrevista con el diario Corriere della Sera, el ministro italiano Giancarlo Giorgetti ha declarado que su ejecutivo está «muy cerca» de firmar el acuerdo con Stellantis para construir una nueva fábrica de baterías en Térmoli, en la costa este del país transalpino. «Es cuestión de unos días», ha asegurado Giorgetti.

La nueva planta de baterías para coches eléctricos se ubicará en el mismo sitio donde Stellantis fabrica actualmente motores de combustión interna. Esta nueva planta en Térmoli será la tercera fábrica de baterías de Stellantis en Europa, uniéndose a las de Alemania y Francia anunciadas tiempo atrás. 

Este nuevo emplazamiento será clave en la estrategia de electrificación de Stellantis, que tiene previsto invertir 30.000 millones de euros hasta 2025 para electrificar la (enorme) gama de vehículos que componen todas las marcas del grupo. La producción de baterías es una piedra angular en esta estrategia, por ello Stellantis se ha fijado como objetivo producir 130 GWh de baterías para 2025 y más de 260 GWh para 2030.

Stellantis, por su parte, no ha hecho ninguna declaración al respecto. El grupo sí dijo el pasado mes de julio que había llegado a un acuerdo para construir una tercera fábrica, además de las ubicadas en Alemania y Francia, aunque no dio más detalles. 

De cumplirse este acuerdo, la noticia es sin duda una mala noticia para la industria automovilística española. España era el principal rival de Italia para quedarse con este nuevo emplazamiento, que se convertirá en una de las grandes fábricas de baterías de Europa. En una entrevista con El Mundo el pasado mes de enero, Carlos Tavares, CEO de Stellantis, señaló que no había existido ningún contacto por parte del gobierno de España para intentar traer a nuestro país la fábrica de baterías en cuestión. 

Esa afirmación fue desmentida poco después por el secretario general de Industria, Raúl Blanco, que declaró que el Gobierno tiene «total interés en que Stellantis y todos los grupos del sector participen en el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado». Según Blanco, «el diálogo es continuo con Stellantis y todos los grupos del sector».

Conversaciones: