Híbridos y Eléctricos

SIGUIENDO LOS PASOS DE FIAT

Stellantis transforma a Dodge en una marca eléctrica para competir con el Tesla Model S Plaid

Dodge trabaja actualmente en un nuevo modelo que será el más rápido de todos los que ha ofrecido hasta ahora y que estará propulsado por un sistema 100% eléctrico, capaz de acerar de 0 a 60 mph (96,5 km/h) en menos de 2,3 segundos.

Dodge deportivo electrico
Dodge trabaja ya en su modelo más rápido, que será completamente eléctrico.

Tras la fusión entre los grupos automovilísticos FCA y PSA en Stellantis, algunas de las marcas han empezado a marcarse un camino claramente eléctrico que acabará eliminando de su oferta los motores de combustión. SI bien ha sido Fiat la que ha puesto las cosas claras marcándose como fecha objetivo 2030 para ofrecer una gama exclusivamente eléctrica, esta estrategia afecta sobre todo a aquellas marcas con modelos de mayor potencia. Maserati, Alfa Romeo, DS o Lancia, son marcas que, dentro de Stellantis, apuestan por esta estrategia a la que ahora se une Dodge.

Según informa The Detroit Bureau, que cita fuentes internas, los planes de electrificación dentro de la marca Dodge son una estrategia completamente nueva en la marca, es decir, que no estaba prevista hasta la llegada de la fusión y la creación de Stellantis. Dodge ha sido siempre considerara una marca de coches deportivos de estilo clásico muy vinculada con el mercado estadounidense. Actualmente está trabajando en su modelo más rápido, que según varias informaciones filtradas será totalmente eléctrico.

Hasta la fecha, el modelo más rápido de la marca es el Dodge Challenger Demon, una edición limitada que acelera de 0 a 60 mph (96 km/h) en 2,3 segundos. Por lo tanto el deportivo eléctrico en el que ya trabaja debería estar cerca de lo que Tesla anuncia para el Model S Plaid, que lo hace en tan solo dos segundos.

En enero, tras la creación de Stellantis, Maserati, otra de las marcas deportivas que la componen, anunció que adaptaría la plataforma Giorgio, desarrollada por Alfa Romeo para los modelos Giulia y Stelvio, para sus coches eléctricos con arquitectura de 800 voltios y hasta tres motores eléctricos. En ese momento se anunció que esta plataforma también sería utilizada por DS, Alfa Romeo, Maserati, Jeep, Dodge y Chrysler en sus modelos más grandes.

Precisamente, dentro de Stellantis, ha sido Fiat la que ha anunciado que se convertirá en una marca completamente eléctrica en 2030: “Entre 2025 y 2030, nuestra gama de productos se volverá gradualmente 100 % eléctrica. Fiat se une así a fabricantes como AlpineAudiBentleyJaguarFord (en Europa), General MotorsMINI o Volvo, que ya han puesto fecha final para dejar de vender coches de combustión.

Este será un cambio radical para Fiat”, declaró su CEO Olivier François. Actualmente, Stellantis solo ofrece en esta marca un único modelo para particulares, el ya veterano Fiat 500 y la furgoneta E-Ducato en versión eléctrica para profesionales. El siguiente modelo que tiene previsto disponer de una versión eléctrica será probablemente el Fiat Panda que heredará las líneas conceptuales del concept eléctrico Centoventi, presentado en 2019.

Stellantis tiene ya sobre la mesa del estudio de diseño de la sede de Dodge en Auburn Hills el desarrollo de al menos seis nuevos modelos entre eléctricos e híbridos enchufables que se distribuirán entre las diferentes marcas de Stellantis en Estados Unidos. Entre los eléctricos se menciona un nuevo modelo de Jeep y una versión de la pick-up Ram 1500, además de una variante PHEV del nuevo Jeep Grand Cherokee, aunque todavía no hay nada confirmado oficialmente.

Conversaciones: