Híbridos y Eléctricos

DESARROLLADO JUNTO A TOYOTA

Esta es la primera imagen del SUV eléctrico de Subaru que llegará en 2025

Subaru ha mostrado por primera vez una imagen real de su primer SUV eléctrico, o al menos el prototipo del coche final. Estará desarrollado junto a Toyota y su lanzamiento está previsto para 2025.

Esta es la primera imagen del SUV eléctrico de Subaru que llegará en 2025
Esta es la primera imagen del SUV eléctrico de Subaru que llegará en 2025

Subaru nos ha enseñado por fin las primeras imágenes de su primer SUV eléctrico, un coche que está desarrollando conjuntamente con Toyota y que será el primer coche eléctrico de la compañía japonesa. Hasta ahora la gama electrificada de Subaru se reduce a las versiones híbridas del Forester y XV (en Estados Unidos vende el Crosstrek enchufable), pero el fabricante nipón se ha propuesto una reducción drástica de sus emisiones de carbono para lo cual será imprescindible tener coches eléctricos.

Subaru seguirá evolucionando sus conocidos motores bóxer, aunque al mismo tiempo estrechará su alianza con Toyota para desarrollar nuevas tecnologías. Fruto de esa asociación nacerá un SUV eléctrico del que hemos conocido ahora su primera imagen, al menos en su forma de prototipo.

Se trata de un SUV eléctrico compacto, que rondará los 4,6-4,7 metros de longitud y estará construido sobre una plataforma modular que servirá también como base para SUVs de mayor tamaño, berlinas y hatchbacks.

suv-electrico-subaru-concept-02

Primera imagen real del SUV eléctrico de Subaru.

La primera imagen del coche real nos revela un coche muy similar a los bocetos e imágenes digitales que ya habíamos visto. El coche tiene unas formas muy angulosas y poligonales, reforzadas por unos pasos de rueda cuadrados (en la imagen parecen molduras o pintados), a pesar de que el panel de la carrocería no parece tan agresivo. La base del parabrisas está muy adelantada y como es habitual en los coches eléctricos, carece de calandra frontal. Tampoco cuenta con espejos retrovisores al uso, los cuales se sustituyen por cámaras.

A pesar de que este modelo compartirá plataforma y se desarrollará conjuntamente con el Toyota, Subaru quiere aportar un carácter propio y diferenciado a su modelo. Por fuera serán muy parecidos -no tendría mucho sentido encarecer el proyecto con estampados diferentes para la carrocería, por ejemplo- pero habrá diferencias marcadas en el ajuste y la puesta a punto del tren motriz eléctrico para ofrecer sensaciones distintas en la dinámica de conducción. 

La parte negativa es el primer eléctrico de Subaru no llegará al menos hasta el año 2025. Poco después, para el año 2030, Subaru espera que el 40% de sus ventas a nivel mundial sean coches híbridos y eléctricos.

 

Conversaciones: