Híbridos y Eléctricos

MOTIVOS

Un taller Volkswagen certifica la degradación de la batería de este ID.3 eléctrico después de un año

El mismo Volkswagen ID.3 de meses atrás vuelve a ser protagonista de una noticia a causa de la degradación de su batería, aunque esta vez porque un taller oficial Volkswagen ha certificado su pérdida de salud.

Captura de pantalla 2021-11-17 a las 12.12.07
El Volkswagen ID.3 eléctrico en cuestión.

Semanas atrás el caso de la degradación de la batería de un Volkswagen ID.3 tomaba relevancia en las principales cabeceras especializadas en movilidad eléctrica, pues se trata de un coche eléctrico que está empezando a cosechar números de ventas reseñables, y ello podría afectar de manera negativa tanto a sus usuarios como a la decisión de compra de potenciales compradores. Ahora el mismo Volkswagen ID.3 vuelve a ser motivo de noticia, pues un taller Volkswagen ha certificado la pérdida de efectividad de la batería de la que por entonces nos hicimos eco.

Cuando este particular Volkswagen ID.3 pasó por nuestra portada, fue el propio dueño el que reportó su caso en redes sociales, y por eso mismo nosotros mismos apuntamos a que por este mismo hecho había que tomar la noticia con cautela, pues los números que reportábamos eran los que el usuarios había extraído en base a su experiencia con su ID.3

Esta vez, sin embargo, el hecho ha sido contrastado por un taller oficial de la red Volkswagen en Alemania al que el usuario ha acudido, arrojando la conclusión de que efectivamente los números que había elucubrado el usuario estaban en lo cierto.

Esta es la degradación de la batería del Volkswagen ID.3 de Battery Life

El Volkswagen ID.3 protagonista de estas líneas se corresponde con una unidad con línea de equipamiento 1St y batería de 58 kWh netos, que ascienden a 62 kWh de capacidad bruta. Para cuando tratamos anteriormente sobre él, el coche tenía un año de antigüedad y su cuadro de mandos marcaba que había recorrido un total 22.644 kilómetros. Ahora, dos meses más tarde, el ID.3 del Youtuber Battery Life acudió al taller Volkswagen con algo menos de 25.000 kilómetros totales.

El taller que ha realizado la prueba de la salud de la batería (SOH o State Of Health), que consiste en un procedimiento de carga y descarga llevado a cabo por ellos mismos dentro del propio taller mediante sus equipos de análisis, y mediante el cual determinaron que, efectivamente, el estado de salud es de la batería de este ID.3 en concreto era del 92 % tras esos 25.000 kilómetros recorridos, arrojando una degradación de la misma del 8 % tras 14 meses de uso.

La degradación de la batería de esta unidad NO es extensiva al resto de ID.3

A pesar de que es de las pocas unidades del eléctrico de Volkswagen que hasta el momento, lo cierto es que la pérdida de efectividad de la batería de este ID.3 no es extensible a la del resto de coches eléctricos de Volkswagen.

Todo coche eléctrico acusa una ligera pérdida de efectividad de su batería durante sus primeros kilómetros de vida útil, pero esto apenas se traduce a unos pocos kilómetros de autonomía. Ésta pérdida se ralentiza después de las primeras cargas para después estabilizarse. Lo habitual en una batería de iones de litio es que mantenga una salud de en torno al 85 ó 90 % al cabo de la vida útil del coche.

Volkswagen ID.3

Volkswagen ID.3 en un punto de carga rápida.

Entonces, ¿por qué este ID.3 acusa una pérdida tan temprana y acusada de efectividad en su batería? La clave está en que su usuario admite que no ha tratado la batería como debiera a lo largo de los kilómetros que ha conducido su ID.3. Battery Life admite que la mayoría de las cargas las ha llevado a cabo aprovechando los 100 kW de potencia a los que es capaz de cargar su Volkswagen, lo que significa que este coche eléctrico ha sido sometido a un estrés de carga que no es recomendado. Para más inri, cada vez que lo ha cargado lo ha hecho desde porcentajes muy bajos hasta completar el 100 % de la batería, algo que no recomienda ningún fabricante.

Para preservar la salud de la batería y conservar su salud en la mayor medida posible, se recomienda que en el día a día las recargas se lleven a cabo cuando el estado de la carga se encuentre por encima del 20 %, y si es posible no cargarla más allá del 80 %. Es por ello que llevar la carga hasta un porcentaje muy bajo y cargarlo hasta el 100 % mediante cargadores de alta potencia se deberían usar sólo cuando fuera realmente necesario e imprescindible, como en viajes de larga duración por carretera o en situaciones de necesidad.

Conversaciones: