Híbridos y Eléctricos

UN REPASO A LA COMPETENCIA DE TESLA

Tesla acaba con los “Tesla Killers” y mantiene su ventaja tecnológica

Tesla siempre ha tenido sobre su cabeza la presión de su continuidad en el mercado con la llegada de los “Tesla Killers”, la competencia premium de la industria tradicional que, finalmente, parece que no acabará con ella.

Tesla mata a los Tesla Killers
Tesla mata a los Tesla Killers.

Hace unos años, cuando Tesla era una apuesta innovadora y la industria automovilística tradicional todavía no ofrecía una alternativa a su producto, se acuñó el término “Tesla killer” (asesino de Tesla) para denominar a todos aquellos que osaban compararse con sus coches eléctricos. La teoría decía que tan pronto como los fabricantes de automóviles premium comenzaran a producir sus propios modelos eléctricos, llegaría el final de la frágil startup californiana, que sería incapaz de competir con la bien engrasada maquinaria de los gigantes automovilísticos tradicionales. Sin embargo, han pasado los años y la teoría no se ha hecho realidad.

2018 fue el año decisivo para la competencia del Model S y el Model X con la llegada del Jaguar I-PACE, del Audi e-tron quattro y del Mercedes EQC. BMW trató de atraer la atención con el iX3 y Porsche preparaba el Taycan para su debut en 2019. El año pasado vio la incursión de Volvo en el mercado con el lanzamiento de la insignia Recharge para las versiones eléctricas de sus modelos, iniciada con el XC40. Su reconvertida filial Polestar está a punto de inaugurar su nueva identidad con el Polestar 2, directamente dirigido a convertirse en la competencia del Model 3.

Audi e-tron

Audi e-tron.

2020 supondrá un cambio decisivo por parte de los fabricantes premium hacia la movilidad eléctrica, gracias a la presión de la nueva legislación de emisiones de la unión Europea y a una mayor concienciación pública. En un mercado de vehículos eléctricos mucho más próspero, los primeros deportivos de lujo, berlinas y SUV de las marcas premium están ya la venta. En los próximos meses están en camino modelos muy emocionantes como el Volkswagen ID.3,, rival del Model 3, el Audi Q4 e-tron o el Mercedes EQA que llegan para competir con un inminente Tesla Model Y.

Tesla Killers

¿Alguno de estos es realmente un asesino de Tesla? La respuesta parece que se decanta claramente hacia el no. La creciente competencia formada por vehículos eléctricos premium de las marcas tradicionales no está haciendo mella en el negocio de Musk. De hecho, las ventas de Tesla están disfrutando de un crecimiento sin precedentes, mientras que su competencia lucha por establecerse en un mercado todavía de una manera muy tibia.

Mercedes-Benz fabricará 50.000 unidades del EQC este año

Mercedes EQC.

Tesla, el asesino

Irónicamente, Tesla parece estar está matando a sus propios asesinos, una realidad que no era imposible de prever hace unos años. Las ventajas del fabricante californiano en términos de infraestructura y tecnología están comenzando a mostrarse ahora claramente, ya que los años de minuciosa investigación y desarrollo acompañados de una acertada estrategia de planificación y ejecución están dando sus frutos. 

Los problemas iniciales y las deficiencias de los primeros modelos eléctricos de los fabricantes tradicionales muestran que su dominio en la industria, establecido durante décadas, no se va a transferir automáticamente a la movilidad eléctrica. Varios son los motivos de las ventajas de Tesla, ninguno de ellos insuperable, aunque unos son más difíciles de salvar que otros. 

Inversiones millonarias e infraestructura de recarga

Los fabricantes de automóviles han comenzado a remodelar sus fábricas para albergar la producción de vehículos eléctricos, y ahora también se están enfrentando al cuello de botella del suministro de baterías. Estos dos factores se encuentran entre los mayores obstáculos a los que se enfrenta cualquier marca en el camino hacia la producción en masa de modelos eléctricos. 

Pero hay un tercer aspecto tan importante como estos: la infraestructura de recarga rápida, quizás el ejemplo más llamativo de la visión de futuro de Elon Musk con la conocida red de Supercargadores desplegada por todo el mundo.

IONITY inicia su segunda fase de expansión

IONITY inicia su segunda fase de expansión.

Tres factores que, arrancando 10 años después, podrían suponer una brecha desalentadora, pero que pueden resolverse con una fuerte inversión de efectivo. Las marcas ya están invirtiendo miles de millones en la remodelación de sus líneas de producción y en nuevas factorías de baterías, mientras firman alianzas para distribuir los costes. Lo mismo ocurre con las redes de recarga rápida, a un ritmo aún mayor. Ionity es un excelente ejemplo de esto. Ha pasado de no existir hace menos de dos años a contar ahora con más de 200 estaciones en toda Europa, y un plan para duplicarlas hasta a 400 este año

Llega la hora de vender: la tecnología

Incluso superados estos factores, llega la hora de vender los nuevos coches eléctricos. Y aquí es donde las especificaciones del producto, más que su aspecto, inclinan la balanza a favor de Tesla. Todos los nuevos vehículos eléctricos premium lucen una buena apariencia, con interiores innovadores y una capacidad de batería aparentemente adecuada. Con precios de venta muy elevados, los clientes esperaran poder reemplazar su vehículo principal sin sacrificar la capacidad de poder hacer viajes largos. Tesla ha resuelto este problema con modelos que alcanzan prácticamente los 500 kilómetros de autonomía, gracias a tecnología enfocada sobre todo a lograr maximizar la eficiencia energética. Mientras tanto, sus competidores luchan por superar los 300 kilómetros reales de autonomía con un hardware y precio similares e intentando desviar el enfoque mediante campañas de marketing enfocadas a la marca y el diseño. 

Tesla mantiene su ventaja tecnológica frente a tros fabricantes prermium

Tesla mantiene su ventaja tecnológica frente a tros fabricantes prermium.

Este es el verdadero problema tecnológico, que se ha hecho realidad al comparar unos modelos con otros. Tesla siempre será una marca inferior en calidad de acabados, en refinamiento de los interiores y en general en materia de construcción. Poco a poco va aprendiendo, pero se necesitan años para alcanzar la calidad de los fabricantes premium europeos. Pero estos también necesitarán años para que su tecnología eléctrica esté al nivel que ha alcanzado Tesla en todos sus modelos, una mezcla de hardware y software, acompañado de una infraestructura de recarga bien planificada, que mantiene su distancia después de 10 años de historia.

Conversaciones: